El top 10 de noticias silenciadas de 2017

Hemos llegado a la mitad de lo que ha sido un año lleno de acontecimientos. Es revelador comparar las historias que llegaron a ser titulares en los medios occidentales en los primeros seis meses de 2017, con aquellas que no lo fueron.

Ha habido una sobresaturación en la cobertura de la presunta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y el "hacking" de Rusia en general, a pesar de que aún no se ha producido ninguna prueba tangible de estas actividades.

La "amenaza" puesta sobre todos nosotros por "Estado corrupto" de Corea del Norte también ha sido un titular habitual.

Mientras que en abril, la "gran historia" fue la de un ataque de armas químicas en Siria, que fue achacado rápidamente al gobierno sirio, a pesar de que su culpabilidad no estaba demostrada.

Estas historias muy importantes que están a continuación, por el contrario, no se acercaron ni un poquito a la misma cantidad de cobertura que ameritaban.

La mayor crisis humanitaria del mundo desde la Segunda Guerra Mundial

No, no es en Siria, sino en Yemen. En marzo, la ONU advirtió que hasta 20 millones de personas corrían el riesgo de hambruna en Yemen, Somalia, Sudán del Sur y Nigeria; dos tercios de la población de Yemen urgida de asistencia. En junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que 1 mil 310 personas, en Yemen, habían muerto en una epidemia de cólera y advirtió que 300 mil personas podrían estar infectadas a finales de agosto.

Yemen ha sido bombardeada durante los últimos dos años por Arabia Saudita, aliada de Occidente, con Estados Unidos y el Reino Unido no sólo proporcionando armamento sino también apoyo logístico. Los "intervencionistas humanitarios" en los medios occidentales se mantienen callados. La "responsabilidad de proteger" parece que no aplica para los ciudadanos yemeníes.

La Afganistán "liberada" en llamas

Cuando el país fue "liberado" por la coalición liderada por Estados Unidos en 2001, hubo cobertura por todo lo ancho. Pero 16 años después, la guerra no sólo continúa sino que se ha intensificado.

El Talibán, cuya derrota se celebró 16 años atrás, controla ahora entre 30% y 50% del país. El Estado Islámico también tiene una presencia creciente en el territorio.

Hubo un pico en los ataques terroristas en 2017, con 90 personas asesinadas en un solo incidente en Kabul en mayo, y más de 50 asesinados en distintos ataques por todo el país una semana antes.

Pero esto no es noticia, al menos no una gran noticia, al estar al lado de noticias como el "hackeo ruso". Los "libertadores" de Afganistán están muy ocupados "liberando" Siria.

Casi medio millón de refugiados vuelven a sus hogares en Siria

Sí, así es, hay refugiados que se están devolviendo a Siria. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reportó que casi 500 mil han regresado a sus hogares en lo que va de 2017. Pero están regresando a las áreas que están bajo control gubernamental o libres de "rebeldes" que se oponen al gobierno, lo que más bien va en contra de la narrativa oficial de que estaban huyendo del gobierno sirio, ¿no?

Por lo tanto, en las legendarias palabras de Leslie Nielsen en ¿Y dónde está el policía?, es un caso de:

"Bueno, nada que ver aquí, por favor ¡a dispersarse!".

Los ataques aéreos israelíes contra las fuerzas de Siria que luchan contra Al-Qaeda, Daesh y al-Nusra

Israel ha estado bombardeando a Siria bastante en 2017. Pero los bombardeos no han sido dirigidos a las filiales de ISIS/Daesh o al-Qaeda, el tipo de grupos que llevaron a cabo o inspiraron ataques terroristas contra civiles en Europa el año pasado.

Los ataques han sido ampliamente reportados por los medios de comunicación israelíes, pero el papel de Israel en el fortalecimiento efectivo de las posiciones de Daesh y al-Qaeda en Siria no ha recibido mucha cobertura real, si acaso alguna, en los países occidentales.

Una vez más, Leslie Nielsen y esa famosa escena de ¿Y dónde está el policía? salta a la mente.

2017 probablemente sea por cuarto año consecutivo el año con las temperaturas más altas de la historia

El retiro del acuerdo climático de Trump en París alcanzó los titulares, pero aparte de esto no ha habido suficiente cobertura sobre el hecho de que el planeta continúa calentándose y los peligros que representa a la vida en la Tierra. En marzo, la Organización Meteorológica Mundial advirtió que estábamos entrando "en territorio verdaderamente desconocido".

Hace apenas unos días, las temperaturas en la ciudad iraní de Ahvaz llegaron a 54 grados centígrados, la temperatura más caliente jamás registrada en junio en Asia continental.

Mayo de 2017, por otro lado, fue el segundo más caliente desde que comenzaron los registros.

Pero bueno, vamos a concentrarnos mejor en el líder del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, y su reunión con algunos chicos de Sinn Fein hace 30 años, ¿verdad? Eso es mucho más importante.

Estas son las noticias globales más importantes que medios occidentales no reseñan

La colusión del Estado británico con yihadistas islámicos radicales

Los ataques terroristas en el Reino Unido en la primavera de 2017, por supuesto, llegaron a titulares, pero lo que no estaba en la discusión era el papel que el gobierno británico y el MI5/6 (los servicios de inteligencia nacional e internacional) había desempeñado para cultivar y coludir con grupos extremistas, como el LIFG (Grupo Islámico Combatiente Libio) con el que estaba asociado Salman Abedi, uno de los asaltantes del Manchester Arena.

"Las preguntas críticas, como por ejemplo, por qué el servicio de seguridad MI5 mantuvo terroristas en Manchester y por qué el gobierno no advirtió al público de la amenaza de todo eso, siguen sin contestarse", escribió John Pilger.

"La mayor evidencia es que cuando Theresa May era Secretaria de Estado, los yihadistas del LIFG podían viajar sin obstáculos por toda Europa y animados a participar en 'batalla': primero para eliminar a Muammar Gaddafi en Libia y luego unirse a los grupos afiliados de Al-Qaeda en Siria".

Era un "arma humeante" que los principales medios de comunicación occidentales convenientemente optaron por no destacar.

Los ataques terroristas en Pakistán

Al igual que su vecino Afganistán, Pakistán ha visto un gran aumento del terrorismo en 2017, y al igual que Afganistán, no ha llegado a los titulares.

En enero, 25 personas murieron cuando un mercado de verduras fue bombardeado en Parachinar.

En febrero, al menos 88 personas murieron en un atentado suicida contra un santuario en Sehwan.

La semana pasada (finales de junio), otras 75 personas perdieron sus vidas por una bomba detonada en el mercado en Parachinar.

Los ataques han recibido escasa cobertura. Y, adivina qué, las luces de la Torre Eiffel no se apagaron, ni sus colores cambiaron a la bandera de Pakistán en solidaridad.

Las víctimas paquistaníes del terrorismo son, como los sirios, "nadie" para los medios occidentales "humanitarios".

Conflicto y caos en la Libia "liberada"

Han habido fuertes batallas en Trípoli mientras las facciones rivales luchan por el control de la capital. Mientras tanto, los mercados de esclavos han regresado al país que tenía el índice más alto de desarrollo humano en África hace apenas ocho años.

Libia es un Estado fallido, transformado por la OTAN en un parque temático yihadista. Pero ignoremos el infierno del Norte de África, y hablemos de otras "intervenciones liberales" occidentales contra Estados con gobiernos "equivocados".

Daesh llega a Irán

Sí, eso es correcto. Irán, el país que nos dicen ad nauseam ser el "mayor patrocinador del terrorismo del mundo" fue golpeado por mortíferos ataques terroristas en su parlamento y en el santuario del Ayatola Jomeini.

ISIS/Daesh, el mismo grupo que ha atacado a civiles en Europa, se atribuyó la responsabilidad, siendo el peor grupo terrorista del mundo y además enemigo de Irán contradice la narración oficial sobre Irán, ¿no?

Así que vamos a pasar a otra historia, rápidamente.

Violencia en el Congo

Miles de personas han muerto en los últimos meses en el país africano y más de 1 millón han sido desplazados durante el último año. Pero como la guerra entre 1998-2003 que se estima que le costó la vida a más de 5 millones de personas, no está ni cerca del mismo nivel de cobertura de los medios de comunicación respecto al conflicto en Siria.

"No puedo decir que los congoleños controlemos nuestro destino. No, porque los que se benefician de nuestros minerales no son la población local, sino los países occidentales que están llevándose todo, se hacen ricos, mientras nos estamos volviendo más y más pobres ", dijo un congoleño, Bernard Kalume Buleri, en un nuevo documental de RT.

¿Estaríamos escuchando más sobre la terrible situación del pueblo del Congo si los países occidentales no estuvieran "llevándoselo todo"?

Dejaré que ustedes se respondan.


Neil Clark es un periodista, bloguero, escritor y anfitrión televisivo. Ha colaborado con múltiples medios británicos y en el extranjero. Aparece con frecuencia en RT, Press TV, BBC y Sky News. Ha recibido diversos premios y reconocimientos.

Publicado originalmente el 5 de julio en la versión en inglés de Sputnik, la traducción para Misión Verdad la realizó María Luisa Salazar.

Notas relacionadas