El New York Times amenaza de muerte a Trump

El reconocido diario estadounidense publicó recientemente una nota en su versión impresa, en la que se ve a Trump apuntado por una mira de un francotirador.

Esta amenaza velada aparece en una columna de Evan Thomas titulada "¿Trump pone a espías contra espías?". En el texto se habla del enfrentamiento del presidente electo con organismos de inteligencia como la CIA y el FBI por la supuesta injerencia rusa en su elección como presidente (acusación que finalmente derivó en la expulsión de 35 diplomáticos rusos de suelo estadounidense  y una nueva ronda de sanciones económicas contra Moscú).

Justamente Trump ha denunciado que esta acusación es una operación de la Administración Obama y el Partido Demócrata debido a su victoria en las recientes elecciones. "Son los mismos que hablaron de armas de destrucción masiva para bombardear Irak", enfatizó, además, en clara referencia a la CIA y el resto de órganismos de seguridad estadounidenses.

En ese contexto, el New York Times publicó la columna de Thomas en la que se le envía un mensaje cuasi mafioso a Trump, y se le recuerda la suerte del presidente Richard Nixon cuando se enfrentó a los organismos de seguridad, antes de que el FBI hiciese público el famoso escándalo de Watergate que terminó con su mandato a través de una filtración a los medios.

Comparaciones odiosas 

Algo en común que tiene Trump con Nixon es buscar apoyarse en un grupo de asesores militares no conformes con la política estadounidense respecto a Rusia y la estrategia de intervención en el mundo árabe-musulmán, entre otros temas. Hablamos de los 88 militares que firmaron un documento en apoyo a Trump en las elecciones, y se encuentran encabezados por su asesor en seguridad Michael Flynn.

En el New York Times escupen bilis debido a este inminente cambio de dirección en la política exterior norteamericana. Al igual que todos los medios, políticos y tanques de pensamiento que desde la ideología neoconservadora conspiran abiertamente contra la presidencia de Trump, de acuerdo al analista militar ucraniano estadounidense The Saker.

No es para menos ya que en pocos meses lo hicieron para evitar que fuese elegido como presidente y luego para que movilizaciones financiadas por ellos dieran vuelta su elección en el Colegio Electoral (donde su triunfo fue formalizado con el voto de los delegados electos en los estados norteamericanos).

Por último, estos intentan deslegitimar su presidencia por haber sido el "resultado de la injerencia rusa", una acusación señalada de infundada por el presidente Vladimir Putin y que busca dañar las relaciones entre los dos países.

Lo que bien se debe a que los neoconservadores, antes expresados en Obama, se sientan seriamente amenazados por un vulgar empresario, que promete dar al traste con sus planes con una coalición de burgueses descontentos con la dirección de Estados Unidos.

La foto de Trump apuntado por un francotirador parece ser tan sólo el comienzo de esta nueva postal de la decadencia estadounidense, en la que parte de los organismos de seguridad y gran porción de los medios se enfrentan abiertamente a su presidente electo.

Notas relacionadas