Claves para entender el asesinato del embajador ruso Andréi Karlov

 A un día de que se consumara la reunión entre las delegaciones de Rusia, Turquía e Irán para hablar sobre la actual situación siria, el embajador ruso en Ankara, Andréi Karlov, fue asesinado con disparos a quemarropa en una inauguración de exposición artística en la capital turca.

  • El recién confirmado por el Colegio Electoral estadounidense, presidente electo Donald Trump, condenó el atentado y dijo que el embajador ruso fue asesinado por "radicales islamistas del terror". Aún Barack Obama, quien se encuentra en Hawaii en estos momentos, no se ha pronunciado sobre el hecho.
  • El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, declaró que el asesinato del embajador Karlov tiene como objetivo minar tanto el proceso de paz en Siria como la normalización de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Ankara y Moscú.
    Asimismo, dijo que "la única respuesta posible a este crimen es el refuerzo de la lucha contra el terrorismo".
  • Putin dijo que "debemos saber quién dio las órdenes" por el homicidio de Karlov, por lo que mandaría una comisión para investigar a fondo el caso. Un investigador consultado por la agencia Sputnik especuló que posiblemente el gobierno de Arabia Saudí haya patrocinado el ataque, aunque parece incierto.
  • Mientras el presidente Recep Tayyip Erdogan rechazó el ataque llamándolo "una provocación" para destruir las relaciones bilaterales entre Turquía y Rusia, el ministro de relaciones exteriores turco aseguró que, a pesar del asesinato de Karlov, la reunión se sostendría entre las partes acordadas.
  • El asesino de Karlov, de nombre Mevlüt Mert Altıntaş (22 años), pertenece al cuerpo policial de la ciudad capital de Turquía. Luego de disparar a quemarropa al embajador, el policía gritó ante las cámaras y el público presente: "Allahu Akbar!", grito de guerra de los terroristas takfiríes que conforman los ejércitos del Daesh, Al-Qaeda y otras organizaciones yijadistas afines.
    También expresó su rechazo ante la liberación de Alepo, principal ciudad de Siria, por parte del Ejército Árabe Sirio y aliados.
  • Algunos analistas y comentaristas en redes sociales han llamado la atención sobre las grabaciones y fotos (las más conocidas hechas por un fotógrafo de la agencia AP) que existen del asesinato. Dicen algunos que pareciera se tratara de un montaje audiovisual como el perpetuado por CNN durante la guerra de la OTAN contra Libia, al mismo tiempo que los medios corporativos no le dan la importancia que tiene el atentado.
    El sitio Veterans Today incluso reseñó el tratamiento de la noticia por parte de ese mismo medio norteamericano, afirmando que CNN simpatizó con el hecho ocurrido y sobre todo con su perpetrador.

cnn_loves_me.jpg


CNN ama a los terroristas
  • El bloguero The Saker afirma que Erdogan no tiene un móvil para planificar el asesinato de Karlov, por lo que piensa tanto en los terroristas del Daesh & Co como en la CIA y los gulenistas que intentaron derrocar el gobierno turco en el verano pasado como los principales candidatos de "hombres detrás de la cortina" en el ataque. Concluye el analista ucraniano que aunque podamos unir los hilos de todo lo que circunda a este hecho conmocionante, tal vez nunca sepamos quién estuvo detrás de Mevlüt Mert. Ciertamente la información no es del todo transparente en este caso.
    Por otro lado, Pepe Escobar ha escrito que no existe analogía entre este asesinato y el que "desencadenó" la Primera Guerra Mundial, que fue la muerte del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo en 1914. El analista insiste en que, aun con la gravedad del asunto, una Tercera Guerra Mundial no se tendría como consecuencia directa una confrontación directa, convencional y nuclear entre los Estados Unidos-OTAN y Rusia y aliados.
  • Existen señas que dan consistencia a la versión de que el asesinato de Karlov no fue un hecho aislado, perpetrado por un lobo solitario. Una es la ubicación del lugar donde ocurrió, otra que Mevlüt Mert no vestía el típico chaleco antibalas que todo policía en un acto diplomático de esa talla suele tener.
  • No fue el único ataque a la diplomacia rusa, ya que el jefe de la división por América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa, Peter Polshikov, apareció el mismo 20 de diciembre en su casa con un tiro en la cabeza. Las investigaciones sobre el hecho están en curso.

Las implicaciones de una conspiración para asesinar al que fue jefe de la diplomacia rusa en Turquía parecen un gatillo suelto en medio de alarmas globales por una posible guerra nuclear entre los Estados Unidos y Rusia. Pero sobre todo y directamente, el incidente amenaza con descarrilar las evacuaciones que se llevan a cabo en Alepo, resultado de las intensas negociaciones entre Rusia -el principal aliado de Siria- y Turquía, cuyas conexiones con algunos grupos terroristas han sido dadas a conocer ante el mundo.

Notas relacionadas