País adentro

Testimonio de Benito Briceño Manzanilla, campesino trujillano

Del sudor amargo de la tierra

Benito Briceño Manzanilla, de 79 años de edad, es de esos hombres que al contar su vida también cuentan la de un país; es la historia de una clase que acostumbra a hacer con las manos lo que una opulenta minoría disfruta; la historia que normalmente no sale en serie y de color rosa en los libros y almanaques de forma resumida y que desconocemos. Nacido en Monte Carmelo y desde chamo trabajador de la tierra en el Valle del Momboy, Benito, trujillano macerado, cronista oral de la zona, nos relata parte del siglo veinte venezolano que, con palabras de Enrique Bernardo Núñez, fue “presa o botín de los vencedores”. Aquí su testimonio con su verbo candelita:

La rebelión del hambre

La historia es lakra y no se puede olvidar. Hoy tal vez la veamos con humor desordenado entre conversas y recuerdos. Siempre la papa, la comida  está presente en nuestras conversas, nuestro verbo.

Los colectivos y los territorios de fuerza de la Revolución

Por años Chávez nos visibilizó, nos organizó, nos preparó y ahora, después de él continuamos nosotros la faena.

La historia de Chávez, la historia de Maduro, la historia nuestra

Todo chavista, todo hijo de Comandante que llegue a la presidencia, que llegue a la conducción de este pueblo arrecho, debe pasar por la prueba del odio violento de las clases dominantes, de los poderosos, de la burguesía, del

La convicción de Alejandrina

-¿Vio Alejandrina? Los gringos vienen por nosotros.

Editorial Cayapo 43

Cuando la clase media desea suicidarse pero teme

La desde siempre aterrorizada clase media, clase ascensor, clase arribista, clase raspacupo, clase estudiosa buscando el viaje de gastos “cubridos” que los saque de la mina que tanto odian, profesionales para la explotación calificada, clase acostumbrada a ser explotada, resignada a repetirse ete

Ellos se la dan de arrechos porque nosotros no nos les hemos echao encima

Un escuálido jamás será más arrecho que un Chavista por más agueboneao que este sea. Por alguna razón los hemos batido en todos los espacios de confrontación que ellos han propiciado: “cuando quieras yo quiero, llégate pake veas rostro”, como dice un pinta en el callejón.

Con los motorizados no se metan

El odio de la clase sifrinera e mierda perfumada hacia estos karnales de dos ruedas se puede sentir en este tipo de tuits que se consiguen hoy en las redes a raíz de que los karnales andan rebotaísimos porque las medidas de restricción no les cuadran:

Comienza operación para expiar de culpa a la Clínica Nueva Caracas

A las pruebas nos podemos remitir: o el periodismo venezolano está en la decadencia, o la boloña de plata que hay en juego por las denuncias de negligencia y mala praxis en la Clínica Nueva Caracas alcanza para comprar voluntades por doquier.

Víctimas piden justicia en las puertas de la Clínica Nueva Caracas

El 10 de enero, el señor Antonio Palma, albañil, habitante del 23 de enero, de 75 años de edad, fue asesinado por la parranda de médicos negligentes que conforman la plantilla de la Clínica Nueva Carac