Guatman contra la Constituyente

Guatman proviene de una galaxia lejana llamada El Quinto Punto Cardinal. Sus padres eran el Rey Puputov y la Reina Plastikdemierda. Esta cultura siempre vivió del consumo de otros mundos. Se llamaban a sí mismos los puphumanos, nunca dejaban de acumular y eran consumistas extremados. Como Gua T, fue bautizado. En puphumano significa mandamás, supremo, superior, exquisito, magnífico, divino, por encima de todos. Lo educaron para ser dueño del universo. A pesar de consumir y ser excremento, su embase no lo reflejaba, siempre a la moda, en lujosos carros último modelo, yates y jet privados, bien vestido, comido, bebido y hablado, se veía higiénico, fuera de toda sospecha, impoluto, terso, bello, musculoso, proporcionado, en su sonrisa, Pepsodent o Colgate, siempre oloroso a exquisitas fragancias, Chanel, Rabant, Bandera, Herrera, La Coste, ya sea en su presentación femenina como masculina. Provocaba ser como él. Todos los esclavos lo admiraban y se sacrificaban para que sus hijos también fueran unos come mierda.

Según cuenta el libro sagrado de los puphumanos, un buen día el todopoderoso mojón de mojones, superior de los superiores, estrella de las estrellas, creador de todos los universos, los existentes y los por imaginar, se despertó en medio de la inmensa soledad y cavilando, escrutó un rato los insondables abismos de los universos, y se dijo, con todo el aire de superioridad que de la humildad emana, "yo que he creado todo, no tengo quién me represente a imagen y semejanza, quién herede y haga cumplir mis mandatos y caprichos, en todos los espacios y por todos los tiempos", y sin dilación, se sacó del hueco del culo una pizca de mierda, la amasó y la moldeo a su libre albedrío, y al final de su ensimismamiento se reprodujo a imagen y semejanza y luego con un peo sopló y le dio vida y después que lo vio andar con ese aire de superioridad que a él lo caracteriza, le gustó y entonces decretó:

"A todos los espacios y tiempos, desde hoy y por siempre, declaro y afirmo que estos son y serán perpetuamente mis hijos y todo lo conocido y desconocido, habido y por haber, posible e imposible, en todas sus formas y maneras, deberán respetarlos y obedecerlos. De no ser así, mis descendencias podrán usar toda la ira, todo el poder, todo el odio, de mí, el mojón de los mojones, superior de los superiores, el cual caería sobre quienes osaran atentar contra mi obra y gracia, sin que ésta sufriera reproche alguno.

"Sépanlo entonces presidentes, diputados, fiscales, defensores, magistrados, contralores, tribunales supremos, fiscalías, poderes electorales, poderes ciudadanos, poderes legislativos, poderes ejecutivos, esclavos en general. Porque ellos son y serán los dueños de dueños y los demás serán nombrados como esclavos, obreros, siervos, poetas, artistas o ministriles, o periodistas, o profesionales o la masa o la mayoría o el pueblo o la basurita de la basurita o como a mis descendientes les dé la gana de nombrarlos y matarlos y quemarlos y apuñalearlos y fusilarlos, y ahorcarlos, y lincharlos y masacrarlos y asesinarlos y acusarlos sin prueba alguna y someterlos a escarnio público en cada guarimba, sea verdadera o mediática o por las redes o por qué, dónde, cuándo, cómo y qué les dé la gana; porque para eso son libres de toda libertad e iguales a mí.

"De ahora y en adelante, téngase esta mi obra y gracia por linaje superior. También declaro que jamás trabajarán, porque todos los antes nombrados deberán obedecerles, sometérseles, y mantenerles como los elegidos que son, hasta el fin de los tiempos y espacios que a mí me dé la gana. Para ello todo lo restante, fuera de mi linaje y descendencia superior, sufrirá de hambre, miedo e ignorancias, pestes que les acompañará por siempre. Además podrán ser llamados flojos, brutos, inútiles, incapaces, borrachos y chavistas, todos serán diferentes a mi linaje, unos negros, otros indios, otros amarillos, otros cobrizos, otros mulatos, y así sucesivamente, todos los valores y virtudes estarán del lado de quienes de mí descienden y las lacras habitarán en sus sirvientes, que lo serán por siempre, y para que se confirme estarán iglesias y universidades y museos y escuelas y teatros y familias y arte y deporte y medios publicitarios; que siempre por los siglos de los siglos lo remacharán como ideología o verdad verdadera".

Terminado así el decreto, lo selló con una pequeña gota de pupú, que previamente ensalivó y estrujó contra los mandamientos poderosos escritos sobre una suavísima hoja de papel toilet con extracto de aloe vera y olor a manzanilla, y luego de su puño y letra, con el excremento restante en sus dedos, escribió: "Téngase como única y verdadera verdad por los siglos de los siglos, en todos los espacios conocidos y por conocer".

"¡Viva El Quinto Punto Cardinal, todos deberíamos vivir allí!"

Por ser los dueños, descendientes, creación directa de quienes eran, todo debía someter a sus designios y caprichos, la vida entera debía rendirle pleitesía y ellos debían de hacer con ella lo que bien les viniera en gana. Así fue como los dueños de la galaxia El Quinto Punto Cardinal asumieron su destino manifiesto, se convencieron de su superioridad, y con ella la comprensión de su destino y fin supremo: volver guatica el universo. Desde entonces para los dueños, todo el cosmos debía pasar eternamente por sus superiores cuerpos. Todos los recursos universales los procesaban y los volvían caca, consumiéndolos con mucha ligereza, mientras a su alrededor iban dejando una estela de basura que asfixiaba.

Para mantener sometidos a los esclavos que de vez en cuando se quejaban, crearon todo tipo de religiones, impulsaron todos los miedos, ocultaban todo conocimiento poderoso y los mantenían en miseria permanente. Una de las religiones que les era la más útil para sus propósitos, la llamaban Ciencia y la usaban para producir armas de todo tipo y con eso mantenían sometido a todos los cuatro puntos cardinales del universo, que habían convertido en minas. Hasta que un día fue tanta su acumulación y su atragantamiento que la galaxia El Quinto Punto Cardinal explotó y los familiares de Gua T se volvieron mierdita, salpicando a todo el universo.

Antes de explotar la galaxia, el Rey Puputov y la Reina Plastikdemierda encapsularon a su hijo Gua T como un mojoncito, y lo enviaron a un punto muy lejano en el universo, para que este encontrara una galaxia parecida a El Quinto Punto Cardinal y su civilización de comemierdas continuara existiendo. Lo educaron para que sometiera por vía de las armas a los habitantes de los cuatro puntos cardinales, así lo armaron con universidades, religiones y otras drogas, ejércitos invasores, técnicas, propaganda, profesiones y el puphumanismo, pensamiento único, destino manifiesto, tabla rasa con el que nombra y se nombra, acompañado también con los caramelos de la esperanza y la utopía, para convencer a los ilusos habitantes de los cuatro puntos cardinales de que ser convertidos en mineros y los territorios en minas era una maravilla, que algún día serían potencia, como El Quinto Punto Cardinal.

Después de viajar muchos años luz y atravesar millones de galaxias, donde era rechazado por su fétida hediondez, por fin, sin aviso y con invasión bajo protesta, aterrizó en la nebulosa llamada Clase Media o El Este del Este o Me Iría Demasiado. Gua T fue rescatado, todo drogado y embarrado, con la última dosis de mierda que le quedaba como bastimento. Los clase media, deslumbrados por lo extranjero de Gua T, por su atractiva fuerza para gritar "¡Viva El Quinto Punto Cardinal, todos deberíamos vivir allí!", lo trataron con sumo interés, porque sabían que el que venía de afuera tenía que tener poder y los sacaría de su nebulosa clase media y los volvería dueños por siempre del universo, que era lo que más añoraban, aunque entre ellos se declaraban conformes, humildes consumidores de ayahuasca o de cualquier otra droga que les hiciera olvidar su condición de miserables clase media, nebulosa donde no querían vivir, porque no tenían raíz propia, no pertenecían ni a una galaxia ni a un planeta; sólo vivían en la nebulosa, esperanzados y utópicos.

Cada uno hizo su mejor esfuerzo para complacer a Gua T, llegándose el caso de cagarse en las calles públicamente para agradarle.

Como era una joya hedionda, desde niño lo escondían y lo mantenían alejado en lo más lejano del Este del Este y lo mandaron a estudiar fuera en el planeta, Tabarato Dame Dos, y le celebraban su cumple años en Disney World, planeta donde los clase media de toda la nebulosa se preparaban para mantener intacta su estupidez.

Lo más asombroso fue descubrir los poderes de Gua T. Desde entonces lo llamaron Guatman y quedaron arrodillados a sus pies.

Guatman puede fabricar todo tipo de armas, desde una china o resortera, pasando por molotov, puputov o morteros caseros, misiles, hasta la mamá de todas las bombas. Puede ser hipócrita, demagogo, falto e respeto, vago, flojo, hasta consigo mismo, su irresponsabilidad es ilimitada, pero tiene el poder de que todo eso en él, es visto como virtud, y en los demás como crimen.

Para los habitantes de la nebulosa clase media Guatman es un dechado de virtudes. Tiene el poder del conocimiento universal, del arte, las religiones, las guerras y la razón, con el que puede someter a todo el universo establecido y por establecer. Este conocimiento también nombrado como la religión de la Ciencia, es transmitido como santa palabra por medio de todo un intrincado aparato de salud, deporte, educación, arte, producción, finanzas, en fin, una cultura, que él mismo ha creado a lo largo de su desarrollo.

¿Seguirá Guatman usando las guarimbas como guarida?

Tiene el poder de la ubiquidad y el mimetismo, puede ser él y el otro en todos y en todas partes a la misma vez. Ese don le permite absorber la opción de ser, a través de distintas y variadas profesiones e ideologías infinitamente: puede ser cura y administrador de burdel, médico y asesino, ladrón y juez, deportista, director de orquesta y malagradecido, intelectual, político y académico chavista y a la vez un brinca talanquera sin pudor, terrorista y marchante pacífico, puede ser entrevistador terrorista pero asumir el discurso de la ponderación desde un programa en cualquier medio, ser fiscal y guarimbero terrorista a la vez, puede estar recibiendo las llaves de Mi Casa Bien Equipada y por otro lado estar tratando de quemar un CDI o hasta el mismo urbanismo donde le dieron la llave de su apartamento, gritando desaforadamente como poseso o posesa "¡Maduro vete ya!", puede estar solicitando un crédito al Gobierno para su negocio pero financiando a los terroristas, puede estar robando en el Estado pero acusando al Gobierno de corrupto, puede estar quemando un preescolar y al mismo instante dar declaraciones sobre que el régimen está asesinando de hambre a los niños del país, unas veces es el prestigioso estudiante, profesor, académico, intelectual, poeta, historiador, pintor, cantor, cantante, ingeniero, actor, político, empresario y a la vez terrorista, cuando da la cara es conocido como Freddy Guevara, Tintori, MariCori, Capriles, Mendoza, Borges, Ramos Allup, Luisa Ortega, Navarro, Nicmer, o cualquier otro que se ponga de moda y le sirva a su conveniencia. Por esto Guatman comete todo tipo de fechorías y después que abandona sus cuerpos, estas personas no recuerdan ni se responsabilizan de sus actos, porque simplemente eran un embase, un perol de mierda.

Tiene el poder de monopolizar la libertad, la igualdad y la democracia, inventos que creó y usa a su conveniencia, para que nadie sea más que él. Del mismo modo controla y disfruta de todos los derechos, pero genera en los ilusos clase media la fantasía de que ellos también pueden acceder a estos poderes y ejercerlos.

Desde que Gua T se apoderó de la nebulosa clase media, vivía una vida plácida al igual que en su galaxia de origen, alimentándose de la energía de los pobres que habitaban los otros cuatro puntos cardinales que conformaban el universo y que eran los únicos que la gente conocía.

Pero como Guatman quería más, intentó en 1989 obligar a todos los habitantes a que trabajaran y le entregaran de gratis todo el excremento del diablo, pero como la gente se resistió Guatman los masacró, 3 mil muertos después se los engulló y por sus medios de publicidad los desprestigió y desapareció, creando un ambiente de terror con el que creía haber logrado su objetivo. Lo que no sabía Guatman, en medio de su reinado, era que de las catacumbas del pueblo surgiría un ejército que convocaría a todos los puntos cardinales a luchar por quitarse de encima el yugo de Guatman, y a partir de ese 4 de febrero todo cambió. Hoy en 2017 Guatman trata de apagar la fuerza que despertó en los cuatro puntos cardinales y aunque ofrezca como mejor vida El Quinto Punto Cardinal, toda la gente lo mira como gallina que ve sal. La gente sabe que no tiene que irse a ningún lado sino construirse, sembrarse en su territorio, amar el planeta donde nació, nosotros sabemos que somos los alzaos y hoy tenemos como arma poderosa a la Constituyente, y a Guatman sólo le queda el mojón mental que existe en el cerebro único de la nebulosa clase media.

Por eso la gente se ríe de Guatman y éste se arrecha, y todo el mundo lo tiene como el loco del pueblo, pero como es un loco peligroso, que tiene mucho poder y odio y busca venganza, si alguien se le acerca, lo asesina, lo quema, lo tortura, se lo quiere comer vivo y lo acusa por sus medios publicitarios de lo que sea.

En el próximo capítulo los combates desiguales entre la Constituyente, arma de nosotros los pobres contra todos los poderes de Guatman, no se pierda el electrizante episodio donde Guatman refleja todos sus miedos y odios. ¿Teme Guatman perder lo robado? ¿Qué más encontrará el Gobierno en la guarida de Guatman? Ya descubierto, ¿seguirá Guatman usando las guarimbas como guarida? ¿Logrará Guatman espantar sus miedos a perder lo robado? ¿Qué sorpresas nos depara la Operación Tún Tún?

Mientras esperamos el próximo capítulo, las autoridades advierten a la población que el loco anda suelto, que nadie se le acerque, o le grite o le azuce los perros, o lo ignore, que mire siempre adónde va y qué hace, si quiere hablar hay que escucharlo, pero todo el mundo tenga claro que con loco furioso no se discute.

Notas relacionadas