Trump, de bocón racional a criminal imperialista

Donald Trump tomó el mandato presidencial de EEUU el 20 de enero pasado, luego de una campaña electoral basada en un discurso bastante atípico, directo, espontáneo y agresivo. Apartando el tema de México y la inmigración, podría catalogarse durante esa etapa como un bocón racional. Bastaron 11 semanas para que el mundo se diera cuenta del cambio de posturas del inquilino de la Casa Blanca, mediante la autorización de un ataque criminal y cobarde contra la base aérea siria de Shayrat, al norte de Homs.

Tuiteaba Trump en el año 2013 cuando Obama pretendía atacar Siria excusándose en otro ataque químico de bandera falsa: "El presidente tiene que conseguir la aprobación del Congreso antes de atacar Siria: sería un gran error si no lo hace". En otro tuit indicaba: "Una vez más, me dirijo a nuestro muy insensato líder: no ataque Siria. ¡Si lo hace, pasarán cosas muy malas y EEUU no conseguirá nada de esta lucha!". Trump en estos momentos debe estar deseando no haber escrito los tuits antes citados, porque autorizó el ataque contra Siria sin aprobación del Congreso y está buscando cosas verdaderamente "muy malas".

Por "casualidad", luego del ataque de EEUU a la base aérea de Shayrat, los militantes del Estado Islámico atacaron las posiciones del Ejército Árabe Sirio en la carretera que une a las ciudades de Homs, Furqlus y Palmira.

El supuesto ataque con armas químicas en la localidad de Jan Sheijun no ha sido investigado por los organismos internacionales competentes, y aun así, el gobierno de EEUU culpabilizó inmediatamente al gobierno sirio. Vale la pena recordar que en el año 2013 Siria se adhirió a la Convención para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) tras un acuerdo entre Rusia y Estados Unidos, suscrito por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para destruir todo el arsenal químico sirio, cosa que ya sucedió. EEUU fue uno de los países que aportó recursos de diversa índole en conjunto con otros países de la OTAN y Rusia para el proceso de destrucción de los arsenales químicos de las fuerzas armadas sirias, es decir, fueron testigos de primera línea durante todo el proceso de desarme.

Todo parece indicar que la fuerza aérea siria realizó un bombardeo a un arsenal de las bandas terroristas en Jan Sheijun que contenía armas químicas. Es bien sabido que estos cuentan con este tipo de armamento, los cuales provienen de los arsenales del Irak de Saddam Hussein y de la Libia de Gadafi, al caer en manos de las bandas criminales luego de la destrucción de estos dos países por parte de la OTAN.

Estos acontecimientos nos dan una vez más muestra del cinismo e hipocresía de EEUU y demás integrantes de la OTAN, quienes verdaderamente han usado armas químicas contra la población civil. Para no remontarnos a la I Guerra Mundial, donde el "mundo civilizado" se gaseaba en el campo de batalla, recordemos primeramente a Vietnam donde el Agente Naranja lo usaron de forma indiscriminada. Dicho químico es un herbicida y defoliante con el que las impotentes y frustradas fuerzas militares de EEUU intentaban matar de hambre a los vietnamitas al destruir sus cultivos, además de aniquilar miles de kilómetros cuadrados de la selva que servía de fortaleza natural al Viet Cong. Se estima que 4 millones de vietnamitas fueron afectados, con miles de muertes prematuras asociadas al químico por daños al sistema nervioso, infertilidad, diversos tipos de cáncer, y peor aún, millones de malformaciones congénitas. No tuvieron ni el cuidado de no rociar el agente químico sobre sus tropas en el campo de batalla selvático, lo que posteriormente provocó una multimillonaria demanda de los veteranos de guerra por daños a la salud, similares a los sufridos por los vietnamitas.

Sin duda la política exterior de EEUU y sus lacayos se encuentra en manos de psicópatas

Cuando Saddam Hussein servía a los intereses de EEUU al tratar de ayudar a ponerle freno a la Revolución Islámica de Irán, este usó armas químicas con la complicidad imperial, cuyos organismos de inteligencia prácticamente facilitaron las coordenadas donde el ataque sería más efectivo ya al final de la guerra, cuando Irán obtenía cierta ventaja en el campo de batalla. EEUU siempre estuvo consciente de que Saddam Hussein utilizaría armas químicas. Años después, cuando el líder iraquí ahora devenido en enemigo, fue el propio EEUU que utilizó fósforo blanco de forma indiscriminada sobre Faluya, y peor aún, municiones con uranio "empobrecido" (apenas un 40% menos radioactivo que en su estado natural). El uso del uranio "empobrecido" radica en la densidad del mineral, facilitando así la penetración del blindaje de los carros de combate y búnkers. Hoy día Faluya tiene un porcentaje de casos de cáncer que supera cinco veces la media mundial y 11 veces los casos de malformaciones congénitas. Un aliado de EEUU que no recibe reproches por el uso de fósforo blanco sobre las ciudades palestinas es Israel, país que tiene una especie de "licencia para matar".

Trump luego del ataque criminal a Siria empezó a caerle simpático a los medios que hasta hace poco emprendían una guerra mediática intensiva en su contra. Publican encuestas donde colocan su popularidad por encima del 50%, números contrarios a los publicados hasta febrero de este año. ¿La guerra de verdad puede mejorar la popularidad de un presidente de EEUU obviando los asuntos internos? Difícil de creer. Lo cierto es que los medios empiezan a suavizar su política contra Trump, y este último, muy mediático y farandulero, le empieza a gustar el juego macabro. Se habla de que su hija pudo influenciar la decisión de atacar Siria, cosa gravísima y ya confirmada por uno de sus hijos, es decir, el mundo está a merced de un irresponsable desmedido. Trump está cediendo a la presión del lobby mediático al servicio del complejo militar industrial de EEUU y del sionismo. Posiblemente haya entendido que para mantenerse en el poder tranquilamente tenía que claudicar, al darse cuenta de que le estaban dando con todo desde el "Estado oculto", ese que es capaz de lo que sea para mantener el statu quo.

Arabia Saudita también tiene su parte, el Reino Unido es uno de los principales proveedores de armas a este país y su complejo militar industrial no está dispuesto a perder los petrodólares que la monarquía retrógrada saudita está dispuesta a facturar. El chantaje saudita salpica también a EEUU, pero este es recibido con mayor fuerza en el Reino Unido.

El lobby de Israel es muy poderoso, y nadie, incluyendo Trump, desea tenerlo en su contra.

Es preocupante ver a voceros del gobierno de Trump con un discurso más agresivo y virulento que el de éste, lo que significa que sus funcionarios están respondiendo a los intereses de otros en el "Estado oculto" y lo obligan a seguirle a empujones.

El orgulloso y terco Trump no va a retroceder en su nueva política hacia Siria. Seguramente el aparataje militar criminal de EEUU ya le ha presentado diversas opciones de cómo destruir dicho país y derrocar a su legítimo gobierno. Siria con la ayuda de Rusia tiene que moverse con mucha cautela en todo ámbito, y tratar de estar un paso hacia adelante del Imperio criminal. Los esfuerzos deben ir dirigidos a actuar con transparencia y estar siempre dispuestos al escrutinio de quien lo desee. Los servicios de inteligencia sirios deben agudizar sus operaciones y activar las alertas ante próximos ataques de bandera falsa. Rusia ha hecho lo posible por evitar una respuesta directa al proceder criminal de EEUU pero cada vez se vuelve inevitable, lo que abriría las posibilidades a una conflagración de consecuencias insospechadas.

El presidente de Francia, François Hollande, cree que la falta de respuesta de Rusia al ataque de EEUU a Siria muestra la debilidad de Moscú, por lo que llama a Estados Unidos a aprovecharse de la situación para derrocar al presidente sirio. ¿Será que este irresponsable lacayo de EEUU esperaba respuesta de Rusia? ¿Entenderá las consecuencias de una confrontación directa entre las dos potencias nucleares? Sin duda la política exterior de EEUU y sus lacayos se encuentra en manos de psicópatas.

Trump está resultando ser más agresivo y peligroso que hasta el propio Obama, quien el primero le criticaba al segundo sus posiciones belicistas en plena campaña electoral. El movimiento de fuerzas alrededor de Corea del Norte y el uso de la bomba no nuclear más potente del arsenal de EEUU sobre los yihadistas en Afganistán son las acciones adicionales al ataque contra la base aérea en Siria que colocan a la humanidad al borde de conflictos bélicos de alcance global. Vale la pena recordar un comentario reciente de Snowden: "EEUU bombardea los túneles en Afganistán que fueron financiados por ellos mismos".

Notas relacionadas