Y su econométrica

El cinismo y el desparpajo de Ángel García Banchs

Si existiera una corriente económica que permitiera definir la teoría económica del Ángel García Banchs, esa sería la teoría del cinismo y el desparpajo.

Este experto en asesoría cosmético-económica utiliza el cinismo y el desparpajo para complacer a los sectores económicamente reactivos del país, es decir, la burguesía parasitaria, la cual figura como su principal financista.

Las recomendaciones y los planteamientos realizados por este pseudo-experto no los aborda en base a las leyes que dominan la teoría económica en Venezuela y en cualquier parte del mundo, ya que las mismas están cargadas de cierta parcialidad política. Y eso lo demostraremos a continuación:

Ante la situación económica por la que atraviesa Venezuela, producto de una multiplicidad de factores (sociales, políticos, económicos y hasta culturales), este ilustre economista se atreve a recomendar a sus coterráneos que "lo mejor que pueden hacer es rotar el capital (no estar largo en nada, ni $ ni Bs. ni mercancías): comprar vender sin parar", es decir, lanzarnos todos por el voladero de la especulación, en una "guerra permanente de todos contra todos" (estado de naturaleza descrito por Tomas Hobbes – 'el hombre es un lobo para el hombre'), "cada cual se guíe exclusivamente por la obtención de su propio beneficio (…) sin límite para la obtención de nuestros deseos".

Si todo ciudadano venezolano se lanza sin disimulo hacia este abismo sin fondo, el día de mañana despertaremos en el limbo, porque a fin de cuentas el objetivo principal de comprar-vender sin parar, es no disfrutar de los bienes y servicios que adquirimos, sino por el contrario, adquirirlos para revenderlos en el corto plazo a un precio por encima del obtenido, ejemplo: adquirir una vivienda, un auto, un medicamento, un repuesto, alimentos, etc., sin tener la necesidad de adquirirlo para el uso que han sido diseñados y destinados, pues lo que interesa según este incitador de "la guerra de todos contra todos" es "rotar el dinero" sin importar lo que adquieras y el por qué lo adquieres.

En consecuencia, los pequeños y grandes especuladores (petareños y mendozas) buscarán hacer un gran negocio a costilla de las necesidades del pueblo, ya sea: comprando y revendiendo "sin parar", o empacando y acaparando "sin parar" para complacer el apetito voraz y rapaz de la burguesía parasitaria, de la cual Banchs es copartícipe.

Ahora bien, para entender qué se esconde detrás de las recomendaciones de este pseudo-experto, se hace necesario traer a colación un dicho popular que reza de la siguiente manera: "dime quién te financia y te diré qué intereses defiendes y proteges".

García Banchs mantiene una firma empresarial denominada Econométrica, dedicada al asesoramiento de empresas para que puedan aprovechar las oportunidades y su potencial en los negocios, así se evidencia en su portal web: https://www.econometrica.com.ve/. De esa manera, Banchs se presenta como un experto en economía y finanzas, intentando mostrar una postura objetiva, científica e imparcial, ¡pero no es así!, ya que este mantiene entre sus principales clientes a Pepsi-Cola Venezuela, Latam, Pepsico, promotora Tántalo, y algunas entidades financieras como Banco Exterior, lo que permite demostrar que sus análisis, estudios e interpretaciones económicas y financieras están vilmente influenciados por intereses de aquellos grupos económico-financieros nacionales y extranjeros que se han plegado para atacar la Revolución Bolivariana en todos sus frentes.

Es así que este experto en economía funge como uno de los tantos operadores mediáticos al servicio de la burguesía parasitaria en Venezuela, haciendo uso de la red social Twitter, a través de su cuenta @garciabanchs en la que mantiene un aproximado de 150 mil seguidores, promueve el boicot económico que ha venido implementando y profundizando toda la derecha nacional y foránea en contra de la economía del país, con el objetivo de generar un ambiente de zozobra, incertidumbre y de caos, que le permita a esa burguesía parasitaria recuperar el poder político del Estado, perdido en tiempos revolucionarios.

De esa manera queda demostrado que los estudios y conocimientos en economía y finanzas, cursados por este ilustre operador en Italia e Inglaterra, no han servido para que ejerza su profesión con rigurosidad, objetividad, ciencia e imparcialidad política.

Notas relacionadas