Wikileaks revela correos de Hillary Clinton sobre Venezuela

Partamos de la afirmación de que Estados Unidos, al día de hoy, se encuentra en el pináculo de su peor momento de decadencia y que amenaza con enviar al precipicio a media humanidad, una vez se consuma el resultado de sus próximas elecciones presidenciales.

Hagamos otra salvedad. Son estos tiempos en que la política se vuelve maniquea. "Si atacas a Clinton, se favorece a Trump" o viceversa, son exclamaciones en las cuales se reduce el relato de estas elecciones gringas. La verdad es que no hay enormes distinciones entre Hillary Clinton y Donald Trump. Uno más grotesco que la otra, son dos versiones de lo mismo.

Trump es la caricatura horrenda del tipo fascista, misógino, racista, que con un discurso peligrosamente demagogo, populista y ambivalente, seduce a una masa idiotizada por los medios. Es un total espantajo de la política, que pone en primer lugar del tapete de la política de Gringolandia la expresión más tosca del ultraderechismo republicano. La candidatura de Trump es sinónimo de asco y una ausencia total de vergüenza en grandes sectores de la sociedad norteamericana que desgraciada y probablemente han perdido parte de su masa encefálica.

Pero Doña Hillary es otra historia. Ella ya sabe lo que es el poder y ha demostrado ser terriblemente peligrosa. Fue el halcón más a la derecha de Obama, garantizó la continuidad de la política estratégica norteamericana en diversos frentes. Destruyó Libia, celebró al consumarse el asesinato de Gadaffi olvidando las cámaras al frente, armó yihadistas en Siria, caotizó Egipto como abanderada de la llamada "primavera árabe" suscribiendo también el modelo de "revoluciones de colores" en Túnez. Fue promotora de un enfrentamiento armado en las barbas de Rusia aupando la guerra civil en Ucrania, hizo prender las alarmas del mundo entero como rostro visible de una carrera desenfrenada con destino a la guerra total durante gran parte de la gestión de Obama.

Como operadora al mejor estilo clásico del imperialismo yanqui, Clinton fue artífice de una gestión en el Departamento de Estado que también se orientó en América Latina en tiempos en que la alternativa bolivariana creó, según Clinton, "espacios de influencia" que le disputó a Estados Unidos. Recientemente Wikileaks filtró miles de correos electrónicos hackeados de la cuenta de correo de la Clinton, y ¡sorpresa! Venezuela y Chávez aparecieron en su buzón.

Claves del asedio gringo a Venezuela en el correo de Hillary Clinton

En un reporte realizado por el servicio en inglés de la cadena Telesur se reseñan hallazgos en las filtraciones publicadas por Wikileaks. Como es sabido, Clinton empleó su correo para mantener comunicaciones simultáneas con varios agentes y actores en varias regiones, reveló en esos correos secretos de Estado lo que Obama calificó simplemente como "un error". Hay en esos correos evidencias de las continuas agresiones de Estados Unidos en varios frentes y que internacionalmente han sido denunciadas. En lugar de disputar una carrera flamante a la presidencia, Clinton debería estar siendo investigada y juzgada por las atrocidades halladas en su buzón. No es para menos.

El caso venezolano, para el Departamento de Estado durante la gestión Clinton, es de especial interés y hay varias evidencias de un boicot político programado contra Venezuela a escala regional, e incluso hasta más allá del Atlántico. Lo que en estos correos se señala son las elucubraciones de Doña Hillary en aquellos años y que hoy son una realidad.

Enviar los peones contra Chávez. En correspondencia del año 2010 con Arturo Valenzuela, quien en aquel entonces era Secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Clinton consultó a Valenzuela sobre alguna estrategia para "frenar a Chávez" a lo que Valenzuela respondió: "Tenemos que considerar cuidadosamente las consecuencias de enfrentarse a él públicamente, pero debemos buscar oportunidades para que los demás (países y actores políticos aliados) en la región puedan ayudar".

Los correos de Clinton revelan lo que sabíamos de antemano: un programado asedio contra Venezuela

A Chávez y a Maduro no les han faltado los enemigos regionales, elementos de todo tipo, políticos, gobernantes, personalidades, han sido quienes abierta y frontalmente han actuado en ataques contra la Revolución Bolivariana. Clinton, y otros antes que ella, entendieron que demasiados ataques abiertos y directos por parte de voceros y actores oficiales del gobierno norteamericano generaría el efecto contrario esperado por los halcones y reafirmaría la denuncia bolivariana del asedio.

 

El correo entre Clinton y Valenzuela convalida otras revelaciones que había hecho Wikileaks, como las revelaciones de cables de inteligencia entre embajadas en 2006. Uno de ellos señalaba la necesidad de "implementar una extensión creativa de Estados Unidos a los socios regionales de Chávez, para abrir una brecha entre él y ellos".

La estrategia incluye a actores de la derecha latinoamericana. ¿Tiene que ver ese plan de asedio por líderes regionales en lo que hoy resultan las declaraciones antichavistas de Macri en Argentina, el golpista Temer en Brasil, Horacio Cartes en Paraguay o el recién electo Pedro Pablo Kuczynski en Perú?

La idea, según el cable de inteligencia de 2006, era aislar a Chávez, "frustrarlo", conteniendo, según ellos, lo que era un momento de expansión del bolivarianismo. Nada ha cambiado al presente. La agenda antibolivariana luce fortalecida, reeditada y frontal.

La explicación al caso español. Como sabemos, nunca en la historia de España se había hablado tanto de Venezuela; nunca se había atacado tanto a la Revolución Bolivariana como ha sucedido desde la era Rajoy. Sucedió en tiempos de Chávez, y sobrevino con más consistencia en tiempos de Maduro. En España, Estados Unidos encontró aliados en su estrategia de aislar la política exterior venezolana. En 2012, Madeleine Albright (antigua Secretaria del Departamento de Estado en la gestión de Bill Clinton) envía un correo a Hillary Clinton donde hace llegar un mensaje del Primer Ministro español, Mariano Rajoy.

En este mensaje, Rajoy expresa las intenciones "de reorientar la política exterior española para que pueda trabajar con los EEUU en América Latina, especialmente en Venezuela y Cuba". Habló de una "transición" en Cuba y eventos "significativos" en Venezuela. ¿Cuáles serían esos eventos "significativos" en el año 2012? La historia de Rajoy con Venezuela desde ese año es ya muy conocida.

Aislar mediáticamente a Venezuela, Cuba y al bloque del ALBA. Son sabidos los continuos ataques mediáticos que se centralizan en Venezuela, Cuba y el bloque del ALBA. Más allá del asedio teledirigido por las grandes corporaciones mediáticas, el bloqueo de señales alternativas es la otra parte de la historia.

Organizaciones mediáticas operadoras de la conspiración como la Broadcasting Board of Governors (BBG), han sido brazos comunicacionales financiados directamente por el Congreso de EEUU. La BBG ha sido la encargada de violentar continuamente el espectro radioeléctrico cubano para desestabilizar a la Revolución Cubana con transmisiones de radio y TV. En el año 2010 es remitido un correo a Hillary Clinton donde la BBG pide más recursos, es firmado por el presidente de la BBG, Walter Isaacson (de origen judío, quien está íntimamente relacionado con la senadora vinculada al sionismo, anticastrista y antibolivariana, Ileana Ros-Lehtinen).

Gane quien gane, desde la Casa Blanca habrá una política exterior antibolivariana

Isaacson pide más recursos para "combatir la diplomacia pública de enemigos de EEUU como Irán, Venezuela, Rusia y China". Los recursos fueron solicitados también para contener "la creciente competencia e incursiones en las comunicaciones internacionales de otros gobiernos, como Venezuela y su canal Telesur".

En correo de Ileana Ros-Lehtinen a Hillary Clinton, esta pide concentrar más recursos y esfuerzos en países de "alta prioridad" como Cuba, Venezuela y Ecuador, a lo que Hillary respondió: "Que comience la diversión y sigamos adelante con nuestros planes".

Ser enemigo de Venezuela implica ganar posiciones. Venezuela se ha convertido en un objetivo norteamericano de primer nivel. Lo que indica en la lógica imperialista, de caballeros, escuderos  y vasallos, que las posiciones se ganan por servir bien al rey. Este es el caso de Mari Carmen Aponte, quien fue nombrada en mayo pasado Secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, ocupando el lugar que deja Roberta Jacobson.

Aponte fue nominada como embajadora de EEUU en El Salvador en el año 2012 y Wikileaks revela la recomendación por correo a Clinton que le hace ese año su consejera y jefa de personal, Cheryl Mills. El correo reza que Aponte "ha luchado constantemente contra los esfuerzos de Venezuela y Cuba en ganar espacio en América Central y eso ha sido posible por sus habilidades de negociación".

Aponte ganó el nombramiento en El Salvador y después ascendió al cargo de Secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, para luego ocuparse de su posición actual, enteramente orientada a América Latina.

La agenda gringa contra Venezuela va en serio

No es secreto revelado por Wikileaks. Está registrado en video tal cual como quedó registrada la celebración de Clinton por el asesinato de Gadaffi. El 6 de diciembre de 2015 en una reunión, mientras la derecha venezolana alcanzaba mayoría parlamentaria, Clinton no evitó la oportunidad de celebrar con la frase "Estamos ganando!" a lo que agregó que ese resultado electoral significaba "un regreso a la democracia" en Venezuela.

No evitó decir, además, que Venezuela "es el país más rico en recursos de América Latina", dejando en entredicho el claro interés norteamericano en tener en Venezuela un gobierno subordinado a EEUU.

El destino para Venezuela luce claramente demarcado de ganar Hillary Clinton la presidencia. No habrá cambios significativos en la política estratégica regional norteamericana, sea Clinton o sea Trump en la silla de la oficina oval de la Casa Blanca. Sin embargo, el compañero de fórmula (vicepresidente) de Hillary Clinton, Tim Kaine, aparte de formar parte del lobby farmacéutico gringo según el portal MarketWatch, también en conjunto con otros senadores presentaron una propuesta de resolución para apoyar el referendo revocatorio y estimular la matriz de la "crisis humanitaria". Habla perfectamente el español, es un operador de tratados de libre comercio y además considera al gobierno de Maduro como un "régimen autoritario". Bastante definido el perfil antibolivariano del compañero de fórmula de Hillary.

EEUU va en una autopista directo al infierno, amenazando con arrastrarnos en su marco de política exterior del asedio, el caos y la guerra. Los venezolanos, con más de 300 mil millones de barriles de petróleo bajo nuestros pies, con la cuarta reserva mundial de gas y con ingentes reservas en oro y coltán, somos un objetivo prioritario de EEUU. El planteamiento abierto de producir una regresión histórica en Venezuela es teledirigido sin duda desde EEUU, en la conjugación de piezas y actores en el frente externo e interno de Venezuela.

Notas relacionadas