Caso Roberto Enríquez y otros "fake news" contra Venezuela

Tanto los medios transnacionales como los locales se alinean en torno a una narrativa común para propagar noticias falsas. El objetivo: moldear una percepción favorable a las maniobras de sus financistas, que suelen ser bancos y corporaciones del sector privado más pudiente a nivel global. Estas noticias se basan en contenidos orientados políticamente, que se replican, cartelizadas, en casi todos estos medios. 

A esto, en lengua inglesa, le llaman fake news, que en traducción al español significa precisamente "noticias falsas". Aunque las élites mediáticas y políticas de los Estados Unidos han querido usar el término para criminalizar otras fuentes y medios que no son los propagados por ellas, todo el corretaje comunicacional y de propaganda que poseen, tales como CNN, The Washington Post y ABC de España son, por poner tres ejemplos, fabricantes de fake news en todo el mundo. Desde hace décadas.

Uno de los países contra los que han elaborado ingentes cantidades de fake news es precisamente Venezuela. Misión Verdad hizo una recopilación de los últimos 10 que se han propagandizado en los principales medios corporativos, con sus respectivas réplicas a lo interno del país, para justificar la injerencia extranjera, la aplicación de sanciones económicas y financieras al país y a su vez minar en la población venezolana una percepción de caos y colapso en Venezuela, con la OEA de pivote internacional y la MUD de operadora interna.

Falso.

Con lo suministrado por la ONG Foro Penal Venezolano, los medios "independientes" se hicieron eco de la noticia falsa de que Roberto Enríquez, dirigente del partido socialcristiano Copei, fue apresado y juzgado por tribunales militares al ser civil. Por el contrario, el dirigente copeyano se encuentra en calidad de "huésped" en la embajada de Chile por estar solicitado por la justicia venezolana. Estos medios (o mejor dicho, agencias de propaganda) conocían de antemano en qué estaba involucrado Enríquez, activando una campaña de blanqueo premeditado para defender su imagen.

La noticia real de que Enríquez está implicado en un golpe de Estado en Venezuela fue difundida por Diosdado Cabello en su programa de televisión en la noche del miércoles 5 de abril, como se muestra a continuación, lo que da luces para entender el encubrimiento anticipado de su paradero por parte de los medios nacionales aliados de la MUD y de endilgarle al Gobierno Bolivariano un acontecimiento que nunca sucedió.


Falso.

La AN se encuentra en desacato ante las sentencias de la Sala Constitucional del TSJ desde mediados de 2016. Las últimas resoluciones del máximo tribunal del país con las que la oposición usa el alegato del "golpe de Estado" nada tienen que ver con una disolución del parlamento ni la lesión a la inmunidad parlamentaria, sino con la situación de desacato por la que todos los actos de la actual AN son nulos ante la Constitución.

Más bien, la AN ha buscado implosionar la institucionalidad venezolana mediante el conflicto de poderes y el desconocimiento del Estado de Derecho, alientos para un verdadero golpe de Estado que los mismos personeros de la MUD no han ocultado como pretensión. Tres veces en los últimos seis meses la mayoría opositora ha intentado utilizar la AN como vehículo institucional para intentar derrocar al presidente Nicolás Maduro, extralimitando sus funciones para declarar un juicio político  abandono de cargo presidencial y exigir la aplicación de la Carta Democrática contra el país.


Falso.

La actual AN no tiene las facultades para remover magistrados según el artículo 265 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ya que necesitaría una mayoría calificada de las dos terceras partes -que no tiene- para concretar la mencionada "remoción" de magistrados. La MUD ha intentado hacer esto tres veces desde 2016, y la Sala Constitucional ha emitido la misma cantidad de veces sentencias que contradice esta noticia falsa.

Más bien, lo que ocurre al respecto es que la AN usurpa las funciones de otros poderes para realizar un procedimiento ilegal contra el TSJ, ya que necesitan primero (además de las 2/3 partes que no tienen) la calificación de falta grave de dos ramas del Poder Ciudadano contra magistrados del Poder Judicial, que hasta ahora no han sido emitidas.


Falso.

El actual Secretario General de la OEA profundiza el conflicto político en Venezuela al recibir en sus oficinas de Washington no sólo a personajes que buscan ayuda exterior para concretar un golpe contra el Gobierno Bolivariano, sino a personas solicitadas por la justicia local como Lester Toledo, militante de Voluntad Popular y acusado de financiamiento al terrorismo y asociación para delinquir.

Otros personeros de la oposición han llegado a reunirse con Luis Almagro, además de militantes de Voluntad Popular como Freddy Guevara y Lilian Tintori, también ha coordinado con Henrique Capriles Radonsky desde 2015 para montar un expediente contra el país.

Además, el encono con que Luis Almagro ha actuado contra Venezuela en el seno de la OEA, como lo demostrara la canciller venezolana Delcy Rodríguez, más su apoyo irreductible a todas las acciones inconstitucionales de la AN.


Falso.

Está claro que la búsqueda de sanciones diplomáticas, económicas y financieras a Venezuela por parte de diputados de Voluntad Popular y otros partidos es una demostración de que buscan una suerte de injerencia multifactorial desde el exterior.

Las reuniones de Luis Florido y Carlos Vecchio con senadores y congresistas antivenezolanos del talante de Marco Rubio, quien también presiona para que EEUU mande más tropas a Siria para intentar derrocar al gobierno de Bashar Al-Assad, buscan coordinar acciones sancionatorias que implican de por sí una presión injerecista sobre el Gobierno Bolivariano y, sobre todo, contra la población en sí.

Otras reuniones de coordinación para agredir a Venezuela desde el exterior:

  • El 9 de febrero de 2017, Julio Borges se reunió con el canciller golpista José Serra, de Brasil, para coordinar acciones de presión contra el Gobierno venezolano.
  • El 10 febrero de 2017, Freddy Guevara viajó a Washington para pedir la aplicación de la Carta Democrática y sanciones a Venezuela.
  • El 14 de febrero de 2017, Julio Borges ante el Congreso de Colombia afirmó que la "democracia en Venezuela está en fase terminal".
  • El primero de marzo de 2017, Luis Almagro -vocero de la MUD en la OEA- agradeció el "apoyo" del Senado de EEUU para aplicar la Carta Democrática contra Venezuela.
  • El 20 de marzo de 2017, Luis Almagro dio una conferencia de prensa con las esposas de Leopoldo López y Daniel Ceballos, enjuiciados por dirigir manifestaciones violentas que costaron la vida de 43 personas en Venezuela.

     

Falso.

En las últimas tres concentraciones de esta semana, tanto en la capital venezolana como en algunos estados del país, grupos violentos han asediado y atacado de forma violenta los cordones policiales. 

En todo caso, las fuerzas de seguridad venezolanas desplegadas durante la marcha de la MUD usaron elementos de contensión de la violencia impulsada por los grupos guarimberos que suelen manifestarse en estas convocatorias opositoras. No ha habido ninguna extralimitación por parte de los efectivos policiales para garantizar el orden público, únicamente la activación de procedimientos y mecanismos rutinarios para contener estas manifestaciones violentas. 

Estos mismos grupos, entrenados y preparados para ejercer acciones violentas de calle, dotados con guantes especiales para aislar manualmente bombas lacrimógenas y máscaras antigases, hicieron acto de presencia el día 6 de abril durante la marcha convocada por la MUD en la autopista Francisco Fajardo (detrozando el liceo Gustavo Herrera) y el 8 de abril protagonizaron destrozos a la DEM del TSJ en Chacao. Las agresiones guarimberas contras las fuerzas de contención del Estado venezolano presenciaron, asimismo, barricadas y recibieron golpes por objetos contundentes como rocas y cabillas.


Falso.

No existe ni una sola prueba fotográfica o audiovisual de que organizaciones chavistas estuvieran presentes en la concentración, a pesar de que la movilización opositora estuviera altamente cubierta por la prensa local e internacional. Por supuesto, la única fuente de este hecho que nunca fue es Lilian Tintori, que durante la marcha nunca supo identificar a los supuestos pistoleros chavistas.

Nota al cierre

Aunque la manipulación mediática no es un acontecimiento novedoso (hasta la biblia, el primer libro impreso del mundo, es un gigantesco fake news), el alcance de estos mecanismos para redefinir escenarios políticos, cambiar percepciones sobre un determinado acontecimiento e incluso fabricar climas emocionales a escala global, sí está ampliando sus fronteras y capacidades. Sobre todo en cuando antes de una acción de fuerza en el marco de la guerra política y económica global necesita de los medios para justificaraccionar del gatilo (el fake news de las armas químicas en Siria legitimó el ataque unilateral estadounidense en su contra; "armas de destrucción masiva" en Irak permitieron la invasión de Estados Unidos). Y Venezuela, país clave para la arquitectura de la economía capitalista mundial, no está exenta de ser víctima de estos instrumentos tuneados.

Notas relacionadas