La protesta más seisi de la historia

Top 10: Los desnudos guarimberos más incómodos y aterradores

Este Top 10 está dedicado a Diego Padrón, Roberto Lückert, Jorge Urosa, Ovidio Pérez Morales, Ramón Guillermo Aveledo y demás "monseñores por la libertad", cuyo club de fans lo preside San Rafael Poleo, apóstol, a ellos que celebran todo acto de desafío contra el rrrrégimen. Medien aquí pues.

¿Quién dijo que tumbar al Gobierno Bolivariano no es una acción demasiado nice, demasiado cool, demasiado de vanguardia-tú-sabes, demasiado osea? ¿Quién dijo que la protesta era propiedad exclusiva de encapuchados y paracos, cacerolas y armamento letal? ¿Quién fue el intolerante que dijo que solo la capucha servía para ser subversivos?
 
La belleza del cuerpo humano es algo que seguramente todos apreciamos de forma indiscutible, por ello la desnudez que se expresa con naturalidad no es despreciable en ningún sentido, salvo este. 
 
Al parecer de esto se trata la nueva protesta asumida desde las filas escuálidas: "El rrrrégimen nos tiene al desnudo, a la intemperie, desprotegidos". Pero no, no causa lástima sino unas cuantas carcajadas y en algunos casos una especie de repulsión inevitable. ¿Por qué Nixon Moreno no pensó en esto en sus días de gloria?
 
Se supone que lo atrevido, lo ingenioso, lo irreverente de protestar sin ropa es la desnudez como desafío, pero estos "grandes luchadores" no llegan a desnudarse, se tapan recatadamente las bolas, las tetas y las totonas, en otra victoria del pudor y la represión; son gente de bien, son la Venezuela "decente", hay que entenderlo: es un sacrificio. Les pasa exactamente igual que en las guarimbas: cuando la cosa se pone seria, meten freno de mano. O se tapan.  
 
Sospechamos que aprovecharon la ocasión política para mostrar lo que se ha invertido en horas de gimnasio, esteroides, tuneos; en otros casos lamentablemente muestran la falta de una caminata y de menos mayonesa en el sanguche. En este nuevo desafío político se encuentra otra vez presente el rastro ideológico de JAVU, si a alguien se le debe agradecer por este acto ahora masificado es a Julio Rivas, así fue que debutó en su despojada carrera política.

Están a un paso de dar un salto adelante en el formato de las revoluciones de colores. El cambio de régimen puede hacerse con estilo. El golpe de Estado también puede ser sexy.

Ya no portan cartelitos donde desbordan toda su genialidad y hacen gala de su orgullosa herencia cultural, esta protesta fue diseñada para Semana Santa, al estilo de la guarimba playera del carnaval, ahora se despojan de sus ropas para intentar mostrarse vulnerables ante la opinión pública nacional y sobre todo internacional. Faltó Robert Alonso.

Una pregunta incómoda, llegados a este punto: ¿Contra qué era que protestaban?


(Postdata para La Iguana: Muy seguramente, a falta de ideas o trabajo propio, esta nota será publicada en su portal. Por favor, en esta oportunidad en la que reseñamos cómo confluyen la guerra y el performance, la lucha por la libertad y la audacia, tengan la decencia de no triturar la nota, y si la van a sacar por el programa en VTV, tengan la decencia de decir de dónde proviene en realidad. Eso de andar asumiendo que son de la redacción de La Iguana (como han venido haciendo) se ve feo, no luce y no les conviene. Traten de no agregar en sus títulos cosas que no decimos en la nota, y no la masacren de acuerdo a su dudoso "criterio editorial").


Va el Top 10 de los desnudos guarimberos:

 

10. Esta es mi mejor canción a los estudiantes y la libertad

 

9. Los ingenieros de Sistemas también somos sexys

 

8. Me tocará lavar la silla luego

 

7. Kame hame ha

 

6. ¿Por Venezuela o por Colombia?

 

5. El sado barato también es libertad

 

4. Al fin supe qué hacer con mis viejos cassettes

 

3. ¿Qué dirán mis bisnietos?

 

2. El frustrado modelo de la familia Requesens

 

1. A la espera de la comisión de ovnis que nos liberen de la dictadura

 

Maldita mención especial. ¿Dónde está la Lopna?

Notas relacionadas