Rusia advierte de una escalada de violencia en Venezuela

En un inusual comunicado (acorde a sus estándares) la Federación Rusa por medio de su cancillería advirtió de una posible escalada de violencia patrocinada por fuerzas antichavistas en Venezuela en los próximos días, a saber, luego de la convocatoria de la MUD a concentraciones el próximo 23 de enero.

El Ministerio de Exteriores de Rusia emitió este viernes 20 de enero un comunicado sobre la situación actual en Venezuela. Aseguró que el Parlamento del país está controlado por "un ala radical del campo antigubernamental" que han provocado el aumento de la "retórica agresiva" y se encaminan hacia la "desobediencia civil".

El documento señala que por el momento "se está llevando a cabo la preparación de manifestaciones planeadas los próximos días" que pueden provocar (o que "están orquestadas de esa manera"), enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y dejar víctimas y sembrar violencia.

¿Revolución de colores?

El documento en cuestión infiere acciones generadas por la ultraderecha venezolana, propias del esquema de las llamadas "revoluciones de colores", es decir, actos de insurrección planificados pintados como reacciones populares, tal como ocurrió en Venezuela por medio del plan "La Salida" de 2014 o en tiempos del golpe de abril de 2002. La cancillería rusa calificó de "escenario colorido" la problemática venezolana, que "por desgracia no es nuevo", y advierten que sus consecuencias son fáciles de predecir con base a acontecimientos similares en otros países del mundo en los últimos años.

Otra vez buscan el camino hacia el caos

"Las acciones violentas no solucionan los problemas y sólo conducirán a una mayor división de la sociedad, a más intolerancia, a confrontaciones violentas y a la desestabilización de la situación en la región", enfatizan en el documento.

La MUD está repleta de "provocadores"

Finalmente Moscú se refiere abiertamente a radicales antigubernamentales que coquetean con un enfrentamiento generalizado, preludio de nuevos escenarios golpistas en Venezuela. Moscú reafirma la necesidad de un diálogo entre el Gobierno y la oposición como única salida para encontrar soluciones a los "problemas acumulados" y al "camino hacia el caos" al que se dirige la nación.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha destacado que "los provocadores tienen que entender que no van a lograr apoyo", ya que ello "contradice las decisiones a favor de la legitimidad y orden constitucionales adoptados por todos los Estados del hemisferio occidental". Además ello va en contra de las aspiraciones de los venezolanos, las cuales, según Moscú se orientan a "buscar soluciones, por muy complicadas que sean, no en una confrontación violenta y un ambiente de mítines, sino en mesa de negociación". Lo último persigue "la paz y la estabilidad" en la región.

De este comunicado se desprende el apoyo frontal de la Federación Rusa al relanzamiento de la mesa de diálogo, estrategia impulsada por el chavismo para canalizar por la vía política el conflicto político y económico venezolano, en menoscabo de los formatos extrapolíticos y extralegales llevados a cabo por la oposición venezolana para alterar la estabilidad del país.

Notas relacionadas