La gira de la traición

En ningún otro país del mundo, políticos de oposición realizan una gira internacional pidiendo el aislamiento y la satanización de la nación donde nacieron.

Recuento de la gira

Concretamente esta visita de Henry Ramos Allup a la OEA para pedir la activación de la Carta Democrática inició su fase de preparación el 2 de febrero cuando el presidente de la comisión de política exterior de la AN y bachaquero de alimentos Luis Florido, Williams Dávila y el prófugo Carlos Vecchio visitaron la Cámara de Diputados de Brasil para "informar sobre la crisis humanitaria" que atraviesa el país. En esos mismos días también se reunieron con el por entonces canciller brasileño, Mauro Viera.

Casi 20 días después, el mismo trío repitió al calco el mismo modus operandi en Chile y Uruguay donde se reunieron con el canciller chileno, Heraldo Muñoz, parlamentarios de este país y el presidente del Senado uruguayo.

El 11 de mayo, los diputados Luis Florido, Luis Emilio Rondón, Freddy Guevara y Williams Dávila fueron al Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Canadá, donde nuevamente pidieron apoyo del país para la activación de la Carta Democrática y comunicaron que ningún acuerdo de inversiones, como el de la minera Gold Reserve, tiene validez sin que ellos, la Asamblea Nacional, se las dé.

Así que, además de sabotear cualquier tipo de inversiones e ingreso de divisas al país, los diputados de la MUD fueron un paso más alto cuando unos días antes, el 27 de abril, visitaron el Congreso de Estados Unidos y se reunieron con los senadores Marco Rubio, Bob Menendez y Ed Royce, justo un día antes de que se renovase la ley de sanciones contra funcionarios de Venezuela, auspiciada por la corporación Chevron.

Esto sin contar con el dineral gastado en las giras de Lilian Tintori y Mitzy Capriles de Ledezma, ni los contactos extraoficiales de representantes de la MUD, únicamente destinados a conseguir el poder político vía llamado al exterior, dado el gran nivel de cobardía y disfuncionalidad que tienen para destituir al chavismo del poder. Así, en un verdadero acto de violación a la Constitución, es que Ramos Allup llegará a la OEA intentando ser el expositor estrella de la "amenaza al orden constitucional" que existe en Venezuela, según el informe de 132 páginas presentado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para activar la Carta Democrática por expreso pedido de la Asamblea Nacional.

Cuidado se estrellan, otra vez

Tampoco contando la reunión de Concordia, plataforma de corporaciones en la que figuras de oposición, y hasta el mismo Álvaro Uribe Velez, llamaron no sólo a activar la Carta Democrática sino a analizar qué ejércitos de cuáles países "democráticos" deberían supuestamente intervenir militarmente en Venezuela para defender a la oposición, con Luis Almagro como inocente espectador. Y en cada una de estas movidas, que culminan con Ramos Allup en la OEA, estuvieron representantes de la mayoría circunstancial del Parlamento venezolano.

Los países visitados previamente por los dirigentes de la MUD agrupan los lobbys y actores políticos que buscarán maniobrar a lo interno de la OEA para que la gira de la traición consiga su objetivo: aplicarle la Carta Democrática a Venezuela.

El chantaje busca internacionalizarse

El selfie de Ramos Allup y Luis Florido anunciando que despegan hacia Washington para hacer más presiones a favor de la aplicación de la Carta Democrática es la postal más exacta de cómo la antipolítica también se viste de faranduleo.

A medida que se les complica la maniobra por la vía electoral, donde se comienza a hacer evidente la paridera para completar el primer y más sencillo de los requisitos (el 1% de las firmas), es lógico que busquen refugio en los brazos de un Almagro neutralizado por la diplomacia bolivariana. Van a una instancia internacional para intentar que su propio país sea judicializado, satanizado y aislado, mientras el orden constitucional que venden como "quebrantado" les garantiza la maquinaria, la logística, el capital humano, los recursos y la seguridad para que validen sus firmas a través del CNE: la institución que junto a la FANB han sido las más atacadas por los sectores de la derecha.

El viaje de Ramos Allup y Florido forma parte de la misma lógica de chantaje político que ya tiene tres años desarrollándose, del "te tienes que ir porque me da la gana" del revocatorio tiene que ser este año, "porque si no te recuperas y luego no habrá crisis que aprovechar para tomar el poder".

Entre caprichos, desesperos, parideras electorales y traiciones al país entero baila la MUD. Los mismos que dicen "defender la democracia" van a 120 kilómetros por hora por la trocha de la presión política externa para fabricar lo que en la calle le escasea: la "necesidad" de destituir al chavismo como fuerza política y rápido. Cuidado se estrellan, otra vez.

Notas relacionadas