Diputados con 36 sesiones sin quórum exigen más dinero al gobierno

El día de ayer, por unanimidad, los diputados del antichavismo aprobaron en sesión el Informe sobre el Proyecto de Presupuesto de la Asamblea Nacional para el Ejercicio Económico Financiero 2017, por un monto total de 27 mil millones de bolívares.

La cifra es escandalosa por sí sola. Más aún si los diputados que exigen esa cifra para abultar sus sueldos, viáticos y gastos corrientes (comidas, transporte, eventos, etc.) tienen en su haber, nada más el período legislativo ordinario del año 2016, un total de 36 sesiones suspendidas por falta de quórum.

Quizás la decisión de entrar en desacato con el Tribunal Supremo de Justicia también tiene como cálculo justificar su flojera histórica, su total irrespeto hacia quienes votaron por ellos.

Nada distinto a lo que han hecho con anterioridad. Según el portal web El Pitazo, en 2015 los diputados de la MUD acumularon colectivamente 699 inasistencias, de las cuales 667 fueron injustificadas. Incluso, 12 diputados de la MUD que se lanzaron para la reelección en 2015, tenían más de 90% de inasistencias durante ese último período legislativo.

La cifra salta a la vista si se le compara con el presupuesto aprobado por la Asamblea Nacional en 2014 y ejecutado en 2015, el cual llegó a los 955 millones de bolívares, ese montó alcanzó para pagar las jubilaciones y otros pasivos de la Asamblea Nacional, así como todos los gastos corrientes y extraordinarios que necesitaban cubrir.

Aunque la inflación inducida por actores económicos internos y externos presione a instituciones públicas y a las empresas públicas y privadas a ajustar sus presupuestos, no existe una explicación racional en términos administrativos para aumentar en más de 1000% los gastos de dicha institución. Con 955 millones el año pasado todos los gastos estuvieron cubiertos.

Diputados antichavistas exigen casi la mitad de los recursos entregados a gobernaciones y alcaldías

El monto que piden los diputados antichavistas de la Asamblea Nacional es similar a lo que el Gobierno Bolivariano recientemente entregó vía financiamiento para aumentar la producción de semillas para el año que viene. Incluso el monto de la Asamblea Nacional superaría en aproximadamente 4 mil millones de bolívares ese financiamiento.

Es superior a lo entregado por el ejecutivo nacional este año para construir este año y el que viene 34 mil 937 viviendas en los estados de Aragua, Nueva Esparta, Portuguesa, Mérida, Miranda, Barinas, Bolívar, Lara, Sucre, Trujillo y Caracas. Es decir, mientras 34 mil 937 viviendas le cuestan al Estado 17 mil 170 millones de bolívares, 109 diputados que no trabajan exigen 27 mil millones de bolívares para un año, usando a la Asamblea Nacional como pretexto. 

Supera en 11 mil millones los reacomodos presupuestarios para todas las universidades del país para el año 2015 y 2016, que no superan los 17 mil millones de bolívares. En Venezuela, según cifras de oficiales de 2013, existen 2 millones 600 mil estudiantes universitarios, en su mayoría de instituciones públicas. Diputados que no trabajan dicen tener mayores necesidades que 2 millones y medio de estudiantes.

El pasado 27 de julio el presidente Nicolás Maduro entregó 60 mil millones de bolívares a todas las gobernaciones y alcaldías para cumplir con sus obligaciones salariales y proyectos sociales de diversa índole en el segundo semestre del año 2016. 48 mil millones fueron a las 23 gobernaciones y 12 mil a las 335 alcaldías del país.

Los diputados antichavistas exigen para funcionar casi la mitad de los recursos entregados a las 23 gobernaciones y a las 335 alcaldías del país, instancias del poder público que tienen bajo su responsabilidad miles de trabajadores, jubilados, cientos de centros educativos y de salud, además de proyectos de infraestructura local y regional de diversa índole.

Ese es su sentido de justicia en un momento complicado en lo económico para el venezolano de a pie.

Hoy terminó el segundo período de sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional, se acabó la agenda parlametaria de la MUD en 2016.

Notas relacionadas