Cronología imperial 2013-2015: de "la transición" a la intervención directa

El 2013 representó para la agenda imperial un punto clave en el objetivo de profundizar los ataques hacia Venezuela. De ahí hacia delante las embestidas han ido creciendo, lo que cobró un auge con la muerte del Comandante Chávez. Tanto es así que posteriormente en “La Salida”, en la planificación de varios intentos de magnicidio y en la fracasada Operación Jericó estaban insertados a profundidad los tentáculos de la Casa Blanca.

La agresividad en el tono y en las acciones del presente refleja la impotencia y el desespero de no poder torcer el rumbo de Venezuela por mecanismos electorales.

A continuación presentamos un recuento breve y detallado sobre la arremetida (política y mediática) del imperialismo hacia Venezuela, con los respectivos acoplamientos en cuanto a discursos, maniobras, provocaciones y planificación centralizada de la agenda golpista.

2013

  • El 24 enero John Kerry indicó que había posibilidades de "transición" en Venezuela. Fue el primero en colocar internacionalmente este término tan utilizado por el golpismo venezolano.
  • El 5 de marzo, horas antes de que se anunciara el lamentable deceso del Comandante, Maduro expulsó a dos funcionarios de la Agregaduría Militar (Fuerza Aérea) norteamericana en el país por presentar proyectos desestabilizadores a militares venezolanos.
  • El 15 de abril Estados Unidos le exige al Gobierno venezolano recontar los votos nuevamente tras los pedidos realizados por el doble perdedor Capriles Radonski.
  • El 24 de abril el Sebin detiene y expulsa meses más tarde a Timothy Tracy por realizar tareas de inteligencia y espionaje junto con jóvenes dirigentes del partido Primero Justicia y Voluntad Popular.
  • El 5 de julio Elías Jaua y John Kerry abrieron un canal de diálogo para dirimir diferencias diplomáticas.
  • El 20 de julio murió ese canal gracias a las declaraciones de Samantha Power (embajadora gringa ante la ONU), las cuales marcaron un hito en la caracterización hacia el país, intentando reposicionarlo como "represor de los derechos humanos".
  • El 26 de septiembre el presidente Nicolás Maduro acusó a Washington de poner trabas en visados y permisos de vuelo a propósito de la participación de Venezuela ante la Asamblea General de la ONU.
  • El 30 de septiembre el presidente Nicolás Maduro expulsó a Kelly Keiderling, encargada de Negocios de los Estados Unidos en Venezuela, por alentar desde la embajada acciones de sabotaje y desestabilización interna a partir de eventos, seminarios y foros realizados en Ciudad Guayana.
  • El 15 de diciembre el Gobierno Bolivariano denunció que desde junio se estaban articulando acciones en la Casa Blanca para hacer "colapsar" a la economía venezolana.

2014

  • El 15 de febrero John Kerry, secretario de Estado gringo, se pronunció enérgicamente para pedir la liberación de los guarimberos encarcelados por provocar fuertes disturbios en el este capitalino.
  • El 19 de febrero Obama también se hace eco de ese mismo reclamo.
  • El 12 de marzo John Kerry, nuevamente, sostuvo que Estados Unidos se reservaba el derecho de imponer sanciones a Venezuela e invocar la Carta Interamericana de la OEA.
  • Un día después, un grupo de legisladores (republicanos y demócratas) encabezado por Ileana Ros-Lehtinen, preparó un proyecto de sanciones a propósito de la supuesta represión del régimen de Maduro contra "manifestantes pacíficos".
  • El 15 de marzo el presidente Nicolás Maduro acusa a los Estados Unidos de orquestar un plan para asesinarlo.
  • El 13 de junio pillaron a Gaby Arellano sosteniendo conversaciones con un funcionario de la embajada norteamericana. Estaba recibiendo asesoría para avivar el fuego perdido luego de la derrota guarimbera.
  • El 30 de julio, Estados Unidos revoca el visado de 24 funcionarios venezolanos por estar "implicados" en la "represión" hacia los derechos humanos.
  • El 24 de julio, por petición de Estados Unidos, detienen en Aruba al general Hugo Carvajal por su supuesta relación con el narcotráfico. Días después fue liberado al no proceder más allá de la especulación las acusaciones que se cernían en su contra.
  • El 9 y 10 de diciembre se aprueba la ley de sanciones contra Venezuela en el Senado y Congreso norteamericano.
  • El 18 de ese mismo mes Obama firma y decreta la operatividad del proyecto de sanciones previamente discutido y aprobado en instancias legislativas del Gobierno gringo.

2015

  • Estados Unidos comenzó 2015 con tono agresivo hacia el país. Con la agenda golpista carburando en medio de la oscuridad, los planteamientos imperiales se desarrollaron en total y franca sincronía.
  • La "CIA de la geopolítica", la agencia Stratfor, elaboró un desinformado, intoxicante y peligroso informe planteando un golpe de Estado propalado por sectores dentro del Psuv al momento de encontrarse el presidente Maduro en plena gira.
  • El 4 de febrero Vincent Stewart, director de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa gringo, expresó: "En el 2015, nosotros anticipamos que las organizaciones estudiantiles y la oposición política van a organizar protestas en los meses previos a las elecciones legislativas". Otra muestra del bullpen que estaban haciendo los golpistas.
  • El 9 de febrero Ben Rhodes (asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca) dijo que "el Gobierno venezolano debe avanzar hacia un modelo de país coherente con la Carta (Democrática) Interamericana (de la OEA), donde haya elecciones libres y justas, una sociedad civil a la que se le permita florecer y libertad de expresión".
  • El 12 de febrero Joe Biden recibe a Lilian Tintori para conversar sobre "la grave situación de los derechos humanos". El mismo 12 se anuncia el desmontaje de la Operación Jericó.
  • Luego de derrotar la intentona golpista y detener, el 19 de febrero, a uno de sus protagonistas, Antonio Ledezma, los pronunciamientos intervencionistas subieron nuevamente el tono.
  • El 20 de febrero Marco Rubio, uno de los que más ha presionado para sancionar a Venezuela, expresó: "La detención del alcalde Ledezma es sólo una prueba más de que Nicolás Maduro no se detendrá ante nada para asegurar su gobierno tiránico y silenciar la demanda del pueblo venezolano por un futuro democrático y libre".
  • John Kerry no se quedó atrás y refirió días después, precisamente el 24 de febrero: "Estamos trabajando en este momento con el Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento del Tesoro, para implementar las previsiones de la ley de sanciones, y nos estamos moviendo lo más rápido posible. He elevado el problema sobre Venezuela a líderes de la región".
  • Jen Psaki, por su parte, dijo que las denuncias realizadas por el presidente Nicolás Maduro eran "ridículas", y debía dejar de "culpar a los Estados Unidos de los problemas que tienen los venezolanos". Esto fue el mismo día en que declaró John Kerry.
  • Luego del Gobierno Bolivariano responder con medidas de reciprocidad diplomática, en las que se les prohíbe la entrada al país a figuras de peso del establishment político norteamericano (Marco Rubio, Robert Menéndez, Ileana Ros, Mario Díaz-Balart, Dick Cheney y George Tenet), sumado a la reunión extraordinaria de Petrocaribe y la contraofensiva chavista en curso, el vaso terminó de derramarse.
  • Esto señaló el comunicado firmado por los congresistas afectados por la medida: "Las violaciones de derechos humanos son una nueva constante en la Venezuela de hoy. El asesinato de Kluiverth Roa, de catorce años de edad, y la detención arbitraria del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, demuestran que el régimen de Maduro irá a cualquier extremo para matar, dañar, herir, y reprimir a su pueblo".
  • Al compás de estas declaraciones sobresale el editorial del New York Times publicado el 24 de febrero que llama a Maduro delirante. La indirecta se deja ver claramente: delirante es igual a tirano.
  • Las declaraciones de Jen Psaki del 10 de marzo profundizan la versión discursiva del garrote: "El objetivo de las sanciones contra Venezuela es cambiar la política de Caracas". El compromiso imperial está dirigido hacia el "cambio de régimen" en Venezuela. La injerencia directa se convirtió, por ende, en una política estratégica del Estado gringo.

Notas relacionadas