Balance sobre el fuego cruzado en la MUD

La dispersión táctica, la ausencia de visión estratégica y las fuertes pugnas entre dirigentes de la MUD han signado el desempeño de esa organización durante el primer mes de 2017. Cuestión que evidencia que luego del fatal resultado para el antichavismo de 2016, las conmociones y contusiones políticas no han sido superadas.

Esta vez, presenciamos una nueva etapa de abierto fuego cruzado entre sus dirigentes, pero como denominador común apareció Henrique Capriles Radonski peleando contra varios en simultáneo, dentro y fuera de su mismo partido. Veremos también a Un Nuevo Tiempo (UNT) entrando poco a poco en el ojo del huracán recibiendo cada vez más ataques camuflados.

Capriles vs. Chúo

El ex candidato presidencial y dos veces derrotado Henrique Capriles planteó la salida del secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, para permitir una nueva dirección que logre "consensos" dentro de la alianza de partidos antichavistas. "Tiene que haber un cambio en la forma que conduce la Mesa, si quien tiene la responsabilidad de conducir la Mesa no es capaz de construir consenso ni es capaz de sentar a las partes, y que haya diálogo entre las partes, lo lógico es ponerse a un lado", dijo Capriles durante una entrevista con la emisora privada Unión Radio.

Según Capriles, una nueva figura al frente de la MUD "tiene que ser un gran constructor de consenso, ese era un trabajo que hacía extraordinariamente bien el doctor Ramón Guillermo Aveledo", dijo en referencia al antiguo secretario de la alianza que fue relevado por Torrealba, por haber fracasado estrepitosamente en muchas tareas políticas, pero que apoyó el lanzamiento de las candidaturas de Capriles para la presidencia y luego para el "consuelo" de la gobernación de Miranda.

Chúo vs. Capriles

Jesús Torrealba aseguró que el cambio por el que debe pasar la coalición no debe ser "cosmético" o de "rostros únicamente", sino que tiene que haber una reestructuración profunda en la política. "Yo he estado insistiendo de manera machacona en la necesidad de reestructurar la Mesa de la Unidad Democrática para hacerla más útil (…) (Eso) pudiera implicar la salida de alguna estructura, la modificación de algunas estructuras, y el cambio de algunas personas", dijo Torrealba en entrevista con la emisora privada Unión Radio.

Sin embargo, el vocero opositor destacó que no se va a "prestar a ningún tipo de cambio cosmético", en referencia a lo que Henrique Capriles planteó sobre la salida de Torrealba para permitir una nueva dirección que logre "consensos" dentro de la alianza antichavista. Con ese comentario, la referencia de Chúo hacia Aveledo es precisamente la de que a su criterio el ex secretario de la MUD es un tipo cosmético que no reúne verdaderos consensos, sólo los que le gustan a Capriles.

Luego, en otras declaraciones Chúo señaló que no tiene ningún conflicto con Capriles, sin nombrarlo. Señaló que "la intención que tienen algunos de estar peleando con otros opositores siempre intento apartarla", intentando hacer un control de daños muy mal disimulado.

Poleo vs. Capriles

Sobre el frontal y público ataque de Capriles a Chúo Torrealba, Poleo usó el Twitter para ser "corto y profundo". Señaló: "No puedo creer que Capriles haya incurrido en la indelicadeza, perjudicial para la unidad, de proponer la destitucion de Torrealba". La postura de Poleo, más que parecer favorable a Torrealba, parece adversa al lavado público, notorio y comunicacional de los trapos sucios de la MUD. Cuestión que evidencia la magnitud de las peleas a puerta cerrada en esa organización.

Borges vs. Capriles

Henrique Capriles Radonski es de quienes en la MUD siguen haciendo señalamientos a su organización por la pérdida de la "oportunidad" revocatoria y de quienes más se ha activado en favor de otro fracaso y suicidio político: el de llamado a elecciones generales, sin diálogo y sin reconocimiento del chavismo.

Los cálculos políticos se ponen a prueba

Contrariamente a eso y luego de acaloradas disputas en Primero Justicia protagonizadas por Capriles, Carlos Ocariz y Julio Borges, este último ha fijado otra postura distinta a la de Capriles: Borges plantea que la MUD "debe pedir perdón al país" por sus fracasos políticos. Plantea un espacio de "negociación" con el chavismo y descarta un cambio de gobierno para este año, pues según su criterio lo que debe negociarse con el gobierno es la aplicación del cronograma electoral previsto, el de elecciones a gobernadores y alcaldes y no otro que implique llevar a las urnas una disputa por Miraflores.

Estas apreciaciones las dio a entrever en el foro "Perspectivas Institucionales 2017", celebrado este martes 31 de enero. En el evento organizado por el Instituto de Estudios Parlamentarios y la Universidad Católica Andrés Bello, donde también estuvo Ramón Guillermo Aveledo. La cuestión sobre Primero Justicia es mucho más compleja. La disputa de Ocariz (el hombre que apareció en la mesa de diálogo y aspirante a la silla de Miranda), con Julio Borges (el flamante, nuevo e ilegal Presidente de la AN, ahora cuasi aspirante a la presidencia) y Capriles, parece una pelea por el timonel de un barco que se va a pique.

La cuestión es que ese partido va fuera del aire, si se consagran las normas de actualización de partidos previstas en la vigente ley electoral, cuestión que les llevará nuevamente a registro. En ese sentido Capriles podría estar picando adelante con la creación de un nuevo partido llamado "La fuerza del cambio", información revelada por Diosdado Cabello y que supone un control definitivo del timón por parte de Capriles, ante la disputa y abiertos desacuerdos en varios ejes temáticos que hay actualmente en Primero Justicia.

Márquez vs. Rosales

En una entrevista, la actual cabeza de Un Nuevo Tiempo (UNT) y primer vicepresidente de la AN (todavía vigente) Enrique Marquez señaló: "No conozco las razones del Gobierno para dejar libre a Manuel Rosales", aunque luego enfatizó que no había pacto alguno entre Rosales y el chavismo por su liberación. ¿Errores en el discurso heredados de su líder histórico y mentor Manuel Rosales?

Lo cierto es que tales comentarios sirvieron para que las suspicacias y colocaciones como titular vinieran desde medios abiertamente opositores, lo que indica que en la trastienda lo que ocurre es un ataque por elevación a Un Nuevo Tiempo, intentando cobrarle su cercanía con la propuesta de diálogo del Gobierno nacional.

En todo caso, UNT está en el ojo del huracán por señalamientos provenientes de la misma oposición, precisamente luego de la liberación de Rosales. Sobre quienes atacan a UNT, Márquez indica: "Son opinadores algunos, gente que se hace decir de oposición, se ha denunciado que individualidades han recibido pagos por atacar a la Unidad. El ataque contra Rosales es una forma de intentar dividir la Unidad".

Intentando controlar los daños y los obstáculos al frente

Tratando de maniobrar en medio del desastre, Carlos Ocariz anunció que en los próximos días la MUD anunciará su relanzamiento y reestructuración, en busca de apaciguar los exacerbados ánimos y frontales disputas ante el descrédito creciente de la principal plataforma antichavista en la opinión pública nacional. Pero a medida que se profundiza el desorden y la falta de unidad, avanza el tiempo y las agendas políticas se deterioran, dejando una constelación de vacíos políticos y no-lugares comunicacionales que poco contribuyen a recuperar el capital político acumulado a finales de 2015.

La consigna de las "elecciones generales", el acuerdo sobre el "abandono del cargo" que agudizó la situación de desacato de la Asamblea Nacional, las denuncias de fraude en el proceso de recolección de firmas para el revocatorio que reposan en el TSJ, el proceso de renovación de partidos políticos próximo a darse según lo informado por la rectora del CNE Tania D'Amelio y su postura con respecto al diálogo, son sólo algunos de los obstáculos que tiene la MUD en el horizonte para encarrilar una agenda política coherente y fiable para sus seguidores. No dar respuesta a ninguno de estos componentes es sólo justificable si el escenario a fabricar es el de confrontación y violencia. Si optan por dar marcha atrás para encarrilarse en lo político, tendrán que asumir problamente enormes costos.

Los cálculos políticos se ponen a prueba.

Notas relacionadas