Encuesta de Hinterlaces evidencia desconfianza de la población en la MUD

Las últimas encuestas publicadas por Hinterlaces el pasado 22 de enero reflejan un descontento por parte de la población venezolana con la mayoría opositora en el Parlamento nacional. Su desempeño y últimas acciones no van de la mano con las aspiraciones de la gente.

Las últimas encuestas de Hinterlaces certifican que el matiz de deslegitimidad de la MUD es cada vez más evidente.

El Monitor País de esta empresa dice que el 77% de la población encuestada afirma que está en "desacuerdo" con la resolución de la Asamblea Nacional que considera el presidente Maduro abandonó el cargo, mientras que 17% está "de acuerdo" y sólo 6% "no sabe o no contesta (NS-NC)". Así lo muestra el siguiente gráfico:

Hinterlace asegura que la investigación tiene "un nivel de confianza de 95% y un margen de error máximo admisible de más o menos 4%". Por otro lado, el Monitor País "revela también que 64% de los venezolanos califica de 'regular a malo' y 'malo-muy malo' el desempeño de la Asamblea Nacional" para resolver los problemas económicos del país.

No sorprende que mucha gente opine de esa manera, ya que son ellos mismos -los que están fuera y dentro de la opositora AN- quienes sabotean todo intento de recuperación de la economía venezolana, saboteando principalemente las operaciones financieras del Gobierno venezolano y de empresas estatales como PDVSA.  

Otro dato que aporta la encuestadora es que 53% de los venezolanos encuestados cree que, luego de un año de la oposición como la mayoría de la AN, el gobierno del presidente Maduro "se ha fortalecido", mientras que 41% opina que "se ha debilitado".

Estas encuestas de Hinterlaces infieren que la tendencia de la MUD se dirige hacia la pérdida del capital político que ostentaban en principios de 2016.

"Hace falta gente nueva"

El trabajo anterior al recién reseñado del Monitor País de Hinterlaces "revela que 73% de venezolanos entrevistados está 'de acuerdo' con quienes dicen que 'la oposición está muy dividida'", y nuevamente de este lado no hay sorpresa por la respuesta de la gente en la calle.

Aunque la Cuarta República esté sepultada no sólo constitucional sino políticamente, en esta investigación se afirma que un "67% de los venezolanos está 'de acuerdo' con quienes dicen que" la oposición sigue dirigida por los viejos dirigentes cuartorrepublicanos.

Por lo que sigue: "79% de los venezolanos está 'de acuerdo' con quienes dicen que 'hace falta gente nueva para dirigir a la oposición', mientras que 20% indica estar 'en desacuerdo' con esta premisa". Podríamos decir que los jóvenes Freddy Guevara y Stalin González no llenan las expectativas de la gente, mucho menos los carcamanes puntofijistas.

Estos gráficos demuestran que todo intento de la MUD por destituir al Gobierno se le ha volteado de una u otra manera. La legitimidad y la popularidad se decaen por acciones en la AN que no concluyen en la concresión de sus objetivos, aunque vendan mediáticamente lo que hacen en el Hemiciclo. A esto hay que agregarle casi nula la efectividad de la MUD de imponerse en un escenario político, y por ende las encuestas de Hinterlaces lo que hacen es expresar esa desconfianza popular hacia el poder legislativo.

La agenda catapultada desde la AN por parte de la MUD se ha traducido en todo lo contrario a lo que proyectaban sus cálculos: una escasa credibilidad política y capacidad de legitimarse ante la población.

Notas relacionadas