Buenas y malas noticias de las encuestadoras privadas

Los últimos sondeos de la empresas encuestadoras ligadas al antichavismo revelan estadísticas incómodas y nada alentadoras para sus próximos movimientos en el mediano plazo. O mucho peor: reflejan un (importante) aumento en la valoración positiva del chavismo y del presidente Nicolás Maduro.

En julio de 2016 Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, dijo: "Imposible que Maduro siga cayendo”, y tuvo la razón, pues su popularidad ha repuntado.

Venebarómetro: aumenta la valoración positiva del presidente Nicolás Maduro

La evaluación de la gestión del Presidente fue considerada positiva por el 22,1% de los encuestados en septiembre de 2016 por la empresa encuestadora Venebarómetro, ya en febrero de este año aumentó a 30,8%. Según ellos mismos, la visión positiva de la situación del país aumentó desde 6,8% hasta 16,7% en los últimos 9 meses, lo que infiere una correlación en el aumento de la percepción positiva del país con respecto al gobierno de Nicolás Maduro.

La información sobre la visión positiva con respecto a la MUD como plataforma política, por parte de esta encuestadora, es poco clara y escasa, lo que induce que su percepción ante el país ha desmejorado en comparación con el Gobierno.

Encuestadora ICS resalta el éxito de los CLAP

El panorama político que proyectan esta y otras encuestadoras en sus reportes tiene mucho que ver con la agenda política y mediática de la oposición, pues son utilizadas como recurso para evaluar permanentemente el pulso y opinión de la población con respecto a las líneas políticas que emanan desde los distintos factores de la MUD. Un recurso útil para calibrar y mejorar su tino en la coyuntura política. 

Mientras el asedio económico y financiero multiforme persiste contra Venezuela, el Gobierno ha dirigido su estrategia de contención hacia los CLAP (54,4% de la población es beneficiada por este plan, según la encuestadora internacional ICS) y la Gran Misión Abastecimiento Soberano, en el marco de un esfuerzo combinado entre Gobierno venezolano y comunidades organizadas para enfrentar las agresiones económicas. 

En cambio, una Asamblea Nacional (gobernada por la MUD) que continúa en desacato y que quedó descolocada con su reciente intento fallido de decretar el abandono de cargo del presidente Nicolás Maduro a comienzos de enero de 2017, cayó desde 51,5%  hasta el 25,5% en tan sólo 9 meses en cuanto a su percepción positiva se refiere. Es decir, en términos comparativos de acción política y de gobierno (dado que la Asamblea Nacional forma parte del Estado venezolano, aunque esté inhabilitada por su desacato ante el TSJ), el presidente Nicolás Maduro mantiene una percepción positiva mayor a la plataforma antichavista. 

Datanálisis y el tema del diálogo

Ante de referirnos al último sondeo de Datanalisis, es necesario destacar que su encuesta de opinión nacional difundida por en mayo de 2016 fue pagada por la Alcaldía de Chacao (en manos de Primero Justicia) mientras que la de enero de este año tiene una fuerte tendencia a medir la preferencia por Henri Falcón. La medición apunta a vincular a Falcón con una eventual mayoría "independiente", sector en el cual no está solo como actor que encabeza una línea política mediadora y dialogante a lo interno de la MUD.

En esta oportunidad el director de la firma José Antonio Gil Yépez, afirmó que según el último sondeo realizado, quienes se autodefinen como ni-ni aumentaron de 31,1% a 37,4%. La MUD producto de sus inconsistencias en torno al diálogo nacional bajó 14% en su valoración positiva, mientras que el chavismo subió de 3 a 4 puntos, según refleja una nota de prensa del portal Su Noticiero. 

Los medios obvian asociar que Venebarómetro registró que el 58,3% de sus consultados en diciembre pasado estaban de acuerdo con el diálogo como paso para resolver la crisis política debido al choque de poderes institucionales, aun cuando eran divididas las opiniones en cuanto a credibilidad o satisfacción con dicho mecanismo. Para Datanálisis no hay distinción política entre chavistas, antichavistas y ni-nis a la hora de percibir el diálogo como un mecanismo de solución de problemas, aunque no ha dado los resultados esperados por el antichavismo.

Nota al pie

Estas acciones del chavismo tanto en la esfera política como de gobierno (Mesa de Diálogo, reordenamiento económico a través de los CLAP y la GMAS, etc.) mantienen, según estas encuestadoras de enfoque opositor, un amplio respaldo por parte de la población venezolana, en detrimento de las rutas conflictivas y caóticas que propone la MUD, que gozan de gran rechazo: sanciones financieras y diplomáticas al país desde los Estados Unidos y la OEA, generación de caos y violencia y choque institucional.

Y este panorama pone de manifiesto dos datos imposibles de pasar por alto: en un contexto de guerra contra la población, el chavismo ha optado por desarmar la conflictividad por la vía política y dirigir esfuerzos para contener las consecuencias de la agresión económica, lo que a su vez coloca a la MUD en una actitud confrontativa, despojada de propuestas y desconectada de la realidad del país, buscando por distintos mecanismos agudizar aún más la situación, cuestión que la mayoría de la población ve como indeseable. Por ende, su ruta para el asalto del poder político en Venezuela tiene aún que revertir ese rechazo de la población a la violencia. Malas noticias.

Por otro lado, el presidente Nicolás Maduro, atacado en su imagen por las corporaciones mediáticas globales, es el único mandatario de la región que aumenta en valoración positiva o popularidad, ya que sus vecinos de países supuestamente "desarrollados" y "exitosos" (Juan Manuel Santos, Michelle Bachelet, Enrique Peña Nieto) no superan el 20% en términos de aceptación. 

Notas relacionadas