Patologías del rentismo: la esquizofrenia del dólar paralelo

Durante las últimas semanas se ha apreciado una fuerte baja del dólar paralelo. En febrero de este año el marcador ubicaba a una tasa superior a los 4 mil bolívares por dólar.  Ahora se encuentra cercano a los 2.700 bolívares. La tasa especulativa ha abierto paso a otra esquizofrenia, que también basada en especulaciones detona el ejercicio de predictología alrededor del indicador que más desestabiliza la economía real venezolana.

En el hecho económico los consumidores frecuentemente apreciamos el movimiento de los precios al alza cuando comienzan a producirse las acostumbradas subidas en la tasa de guerra económica Dólar Today, no obstante las leyes de la física (de que todo lo que sube tiene que bajar) no se cumplen en la economía real venezolana cuando apreciamos el estancamiento o incluso alza sostenida en los precios, aunque el fulano dólar especulativo baje.

Dólar Today, como hemos afirmado con anterioridad en esta tribuna, no se corresponde con variables económicas reales, por el contrario, es un simulacro de economía real que bastante daño hace a la economía real.

Predictólogos de la legitimación del fraude cambiario

Muchos de los incomprensibles comportamientos del dólar paralelo vienen acompasados de explicadores profesionales que, con ábacos, calculadoras, frases célebres y predicciones casi sacadas como conejo de un sombrero de copas, intentan dar legitimidad y credibilidad matemática a un instrumento de asedio a la economía venezolana, que ellos mismos saben que es un fraude y que en ocasiones lo han reconocido así.

Cuando legitiman al paralelo hacen contribuciones a su papel de emisarios propagandistas de la guerra económica. Múltiples economistas neoliberales han coincidido en que la caída del llamado dólar paralelo es "un comportamiento anómalo que predice un rebote". Ha dicho el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, que "estas bajadas son solo para coger impulso". Tal como si habláramos de un péndulo que basa sus movimientos por las leyes de la gravedad y no de una variable económica que, en teoría, debería ser susceptible a otras variables económicas.

Por otro lado el economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, dijo en entrevista a La Verdad (nombre irónico para ese diario de origen zuliano) que el descenso se debe en gran parte a que marzo es el mes de pago de Impuesto Sobre La Renta (ISLR), además hay grandes transacciones que inevitablemente influyen en el comportamiento de las divisas.

Dólar Today obedece sólo las leyes del mundo animal

Ha dicho Oliveros que "es como un canguro que baja y que después tiene un brinco importante. La tendencia histórica es que baja y vuelve a subir. Si vemos la serie completa, podemos observar que está subiendo y que su alza máxima la alcanzó entre octubre y diciembre pasado". Es decir, Dólar Today no obedece a leyes económicas, sino a patrones que se perciben en el mundo animal. Así, sin más. Dólar Today baja y sube pues es un mono que salta y baila. Nada tiene que ver con la economía entonces.

Oliveros además alertó que en abril "el Gobierno limitará aún más el acceso a las divisas porque le tocará pagar un monto importante de la deuda externa", lo que también incidirá en el alza de la divisa "en el mercado informal". Recomendó a la ciudadanía aprovechar la baja que hay en este momento, o lo que se traduce en comprar dólares y participar en el juego especulativo pues el mentado dólar volverá a subir.

Oliveros no sólo manipula las expectativas de los especuladores cambiarios, quienes disfrutan y sacan buenas tajadas en su negocio, además obvia cosas. Señala una restricción más aguda de divisas, como si esa variable fuera de facto una influencia sobre la tasa paralela. El mismo Oliveros hace poco estimó que el 80% de las importaciones se siguen haciendo a tasa protegida, un 8% a tasa Dicom y un 12% de las importaciones son a dólar paralelo.

Si revisamos los precios en la calle, entendemos que todo el comercio refleja precios acorde al paralelo independientemente de la tasa (Dicom o Dipro) a la que hayan sido traídos al país. Es también un hecho que las colocaciones de divisas del Estado no están impactando en ese juego especulativo que Oliveros llama "mercado informal" de divisas.

Reto a la inteligencia

A la fecha, todos deberíamos sospechar de un extraño dólar que sube y sube, al mismo tiempo en que los precios petroleros se recuperan progresivamente. Algo no cuadra, pues la tan señalada "falta de divisas" como causa del aumento del paralelo no aplica cuando poco a poco el Estado recupera su ingreso en divisas.

Los aumentos de salarios, tan culpados como otra causa del aumento del paralelo, aunque en términos nominales se han aumentado, siguen estancados en términos reales y no hay un alza significativa del ingreso que permita deducir que el consumo ha aumentado en la población. Lo que inhibe la adquisición de divisas por particulares, cuestión que según su distorsionado enfoque hace aumentar el paralelo. Esto tampoco cuadra según la lógica económica más elemental.

Timan a su gente para alentarla a comprar dólares

Si en marzo -por pagos del ISLR- muchos "emprendedores" que participan "en el mercado informal de divisas" (vaya eufemismo para no llamarlo mercado especulativo criminal) utilizan bolívares para pagar impuestos (cuando no los evaden) y en consecuencia no compran casi dólares en este mes, quiere decir que el resto de los meses del año lo que hay en el sector "emprendedor" es una acumulación exorbitante de bolívares (cortesía de sus altos precios) que luego cambian por dólares. Este hecho objetivo contraría la estrambótica afirmación de que el sector privado está en quiebra.

Lo que ocurre es una extracción y protección de capitales convertidos en moneda extranjera como resguardo, para eludir una devaluación inducida que los mismos actores económicos se encargan de patrocinar y acelerar acudiendo al dólar paralelo. El círculo vicioso del saqueo que le da sentido operativo a la guerra económica. La espiral de inflar precios alrededor de la sinergia del paralelo. La devaluación articulada en el sube y baja del paralelo.

Todo esto en conjunto desdibuja cualquier acto de credibilidad económica de esta tasa ilegal. No hay indicador en el mundo que tenga el mismo dramatismo y turbulencia en su comportamiento que el paralelo Dólar Today. Ninguna otra variable en el mundo se comporta así. Qué casualidad que vino a pasar justamente en Venezuela. Esto implica que si el día de mañana
 el dólar paralelo se dispara nuevamente, será porque a los cambistas y a los operadores de la página les da la gana. Así de simple.

Entender las peripecias y malabares del indicador y de los predictólogos es un reto a la inteligencia. Si los economistas de la derecha en realidad creyeran que Dólar Today es un indicador real sujeto a variables reales, en un país donde la economía no esté bajo asedio esos mismos economistas dirían que por el comportamiento de Dólar Today en las últimas semanas el bolívar se ha revaluado casi un 50%. Eso no lo dirán.

Dicen que "coge impulso" y que "es un canguro". Pues le están diciendo a su gente que compren dólares. Saben que aunque el precio es ficticio, no es sostenible si la gente no compra. Pero si la gente compra, ahí hay condiciones para elevar la tasa. Esa es la maniobra para perpetuar un ciclo nocivo y destructivo contra la economía venezolana, donde el sector privado tiene grandes responsabilidades. Criminales de la economía.

Notas relacionadas