Órdenes para la acción: Memoria y Cuenta 2014

Con que haya llegado un nuevo año no quiere decir que no sigamos en la misma etapa de la guerra contra Venezuela Bolivariana. El golpe continuado sigue activo, sin embargo el presidente Nicolás Maduro se comporta no sólo como el líder frenteador de la contienda junto al pueblo venezolano, sino que con menor liquidez en activos debido a la baja tasa del petróleo demuestra su talante de estadista al inyectar bolívares y dólares a la inversión social.

En medio del torrente del año pasado camino labrado de guarimbas, asesinatos políticos, guerra económica y psicológica el Gobierno Bolivariano se mantuvo firme con lo que el mandatario obrero denominó en estos días el modelo de distribución justa de las riquezas, y con ello el apoyo moral. Maduro asumió una vez más la responsabilidad de quebrar la conspiración y profundizar el legado del Comandante Chávez. Hay que decirlo sin vacilación: el presidente Nicolás Maduro demostró en su Memoria y Cuenta 2014 solvencia ante los hechos.

Ante diputados y diputadas, chavistas y opositores, más pueblo acompañando en el recinto de la Asamblea Nacional y sus alrededores, el Presidente rindió homenaje a Robert Serra. Con ello recordó que el golpe continuado arreció contra el pueblo para tratar de derrotar a Venezuela Bolivariana. El 1% buscó "por la vía de la violencia imponer esquemas de intervención en los asuntos internos de la patria". Ante tal propuesta se erigió "la voluntad de paz del pueblo venezolano".

El plan que orquestaron el año pasado, "La Salida", fue redimensionado a principios de este año. Los indicios de conspiración con el llamado a huelga (fracaso rotundo) y la guerra económica con la "colificación" inducida y el contrabando de extracción fueron señalados por el Presidente: "Hay que ser bien osado para dejarse imponer una política extremista". Que la agenda de la guerra total también es una política.

Con el golpe continuado a cuestas, el debate nacional sobre el tema económico se puso sobre el tapete. "Es necesario que ese debate vaya asentándose", dijo, y con ello el deslastre del rentismo, del país dependiente.

En estado de guerra perenne no es posible fundar el socialismo

Los tres países de 2014

"Estuvimos soportando tres países: el país de la gente que trabaja, con el ingreso por familia más alto que haya tenido Venezuela; un segundo país basado en la economía criminal, en el acaparamiento de productos de grandes distribuidores; y un tercer país, el del contrabando de extracción donde bastantes lecciones puede dar nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana".

"Ha habido un ataque inclemente para cortar de manera sistemática las redes de suministros. Una especie de campaña para irritar a nuestro pueblo ha puesto a prueba la paciencia del pueblo".

La agenda fachocriolla ha sido derrotada incontables veces en 15 años, un fracaso que condena a las pailas de la historia por escribir: "Yo les puedo decir aquí no sólo de fracaso político sino de fracaso humano".

La paz como herramienta política

Nicolás hizo referencia a la fuerza del pueblo venezolano retomando la lírica de la paz como bandera para el avance de la construcción del país a construir. El presidente obrero insiste en esto porque ésta trae consigo una lógica insinuada: en estado de guerra perenne no es posible fundar socialismo sin los pegostes de la violencia estructural que la guerra misma reclama.

Sin embargo, la realidad complejiza el siguiente dilema: ¿Cómo hacer caso omiso de la guerra? Imposible hacerlo. Es necesario guerrear sin perder el tino de pensar y construir otro modo de producción. ¿Cómo hacerlo? El pueblo venezolano junto al liderazgo de Nicolás Maduro está dando lecciones, inventando, de este proceder.

Más que estadística

Venezuela Bolivariana invirtió el año pasado diez veces más en seguridad social con respecto a 2013. Eso por indicar un dato. Maduro mostró láminas explicativas con estadísticas de la inversión social en los años 1983-1998 y 1999-2014 en el país. Números que nadie puede refutar, ni el más erotizado de la escualidumbre derrotada.

Señaló que hubo un decrecimiento en la economía de 2,8% con relación a 2013. Asimismo, una inflación de 64%. Claro, en un país asediado económicamente desde dos frentes: interior y exterior.

Otro dato: Venezuela Bolivariana se acerca al valor 0 de medición Gini de la desigualdad social. Y lanzó la pregunta: "¿En qué país con decrecimiento inducido se reduce el desempleo? En el nuestro".

La estadística en cuanto al desempleo abierto es de 5,5%, de los más bajos en la región. Esto sin mirar antes de 1999.

En el podio, Nicolás indicó que el Gobierno Bolivariano seguirá cuidando los ingresos del venezolano, que tienen que seguir aumentando, debidos al aumento del salario y los bonos de alimentación, aun con la baja sensible en los precios del petróleo. Pero "debemos hacer reflexiones sobre la cultura del consumismo".

No nos dejemos engañar: según la conseja del presidente obrero, hay que mirar por encima de la estadística: "Tenemos que cuidar la realidad social".

Ante la guerra

Por ahí anda rondando en redes sociales un fragmento de La casa de los espíritus, de Isabel Allende, que cuenta la atmósfera socioeconómica chilena que se condensó durante meses antes del golpe al gobierno socialista de Salvador Allende.

¿En qué país con decrecimiento inducido se reduce el desempleo? En el nuestro

Pero Nicolás recordó que no sólo le jugaron la guerra económica a Chile, sino también a João Goulart en Brasil, a Jacobo Árbenz en Guatemala, a Juan Bosch en República Dominicana (todos fueron derrocados por golpes fachomilitares). Debido a estas experiencias que bien se resumen lo recordó en la frase de Henry Kissinger, puntal del golpe contra Allende, "hacer chillar a la economía", "a partir de mañana (hoy) comienza la revisión de todas las distribuidoras del país y los mayoristas. Vamos a apretar la mano".

En seguida mostró un video sobre sectores de la oposición (detenidos) relacionados con la agenda golpista continuada. Se escucha la voz del teniente coronel (R) José de Jesús Gámez Bustamante hablando con el vicealmirante (R) Iván Carratú Molina (el antiguo jefe de Casa Militar de Carlos Andrés Pérez que tanto disfrutaba de bailar el merengue "El cocodrilo" mientras le cargaba el maletín a CAP).

En la conversación, Bustamante hizo referencia conspirativa al general de brigada (R) Antonio Rivero, al comandante Prados del Este Ángel Vivas, y a Leopoldo López; y otra conversación de Gámez Bustamente con un tal Franklin Hernández sobre guarimbas de "estudiantes" en Mérida, Táchira y Trujillo, y en las colas como focos de violencia. El diablo no se lo lleva a él solo, habrá pensado.

Maduro, ante la guerra, llamó una vez más al diálogo con la oposición. Eso sí, cuando "algún día articulen una propuesta seria, serán bienvenidos".

Superar el rentismo

Nicolás Maduro convocó a economistas y empresarios, intelectuales del país e internacionales, para conformar un grupo de asesores coordinados por Miguel Pérez Abad (presidente de Fedeindustrias) para diseñar un plan que "supere el rentismo".

El salto histórico de trascender la dependencia en un modo de producción nuevo, socialista: he ahí el reto del chavismo. "Tenemos pueblo para hacerlo". Debemos apostar hacia nosotros mismos, una vez más.

No para la inversión social

La oposición de tuiter y féisbuc (valga la redundancia: tanto los dirigentes de la MUD y sus fracciones como el vendepatria de mediopelo) esperaba la alocución del Presidente para celebrar un paquetazo neoliberal y qué malo es el nuevo dictador iletrado.

Fueron lanzados a una piscina de agua fría, helada.

Los anuncios de paquetazo se transformaron en noticias sobre inversión social, que no para. Se resumen en más dinero en implemento de plan para la protección de la familia venezolana a través de la Gran Misión Hogares de la Patria; Gran Misión Robert Serra: aumento de becas cuantitativa y cualitativamente; entrega durante 2015 de 400 mil viviendas para familias sin techo; Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor: 127 a 200 corredores para beneficio de 2 millones de venezolanos; se aprobaron inversiones especiales en el campo de la infraestructura, más un plan de inversión para terminar obras que ya se iniciaron en períodos anteriores; aumento del salario mínimo de 15% el 1ro de febrero, incluyendo las pensiones; 300.000 nuevas pensiones vinculadas a la Gran Misión Hogares de la Patria; más bonos de salud "para los viejitos".

Sistema cambiario de tres cabezas

El plato económico en materia cambiaria defraudó a los raspacupos.

Informó sobre un sistema de tres cabezas: 1) Se mantiene el dólar a Bs. 6,30 para alimentación, medicinas y artículos de primera necesidad; 2) un sólo Sicad que pueda atender los otros estamentos de las necesidades económicas del país por subastas; y 3) Sicad II se convertirá en un nuevo sistema que funcione a través de bolsas públicas y privadas (juego de oferta y demanda), para atender el "mercado abrupto", eufemismo que usó el Presidente para referirse al criminal dólar paralelo.

Lo que está por nacer, ese país regido bajo un modo de producción no capitalista (socialista), debe tener una consistencia que habría que construir

Además de referir sobre una propuesta "inviable" que le hicieron (una sola moneda, un solo cambio, "y que eso flotara"), y en vista de que "los dólares de la República los produce la República", aludió a que le "han propuesto que lancemos un conjunto de estímulos para atraer inversiones… no me niego a hacerlo".

No habló de cupos de viajero ni de lo que le interesa a la clase media antipatria en materia cambiaria. Y eso está bien.

Conciencia nacional en torno a la gasolina

"Igualmente el tema de la gasolina: no puede haber decisiones apresuradas o tecnocráticas al respecto. Quiero manifestar la necesidad de que vayamos a un régimen de precios en el que se cobre de manera justa el precio de la gasolina. Abro el debate y llamo al vicepresidente Jorge Arreaza a que acuda aquí a la Asamblea Nacional a explicar la idea que tenemos que presentarles. Lo he pensado mucho: creo que es el momento, sobre este tema confío en la conciencia nacional".

"Todo lo que he enunciado aquí son órdenes para la acción"

El talante de Nicolás Maduro como estadista y actual líder de la Revolución Bolivariana no deja espacio a confusiones. Acelerar el sistema de abastecimiento seguro es una de las prioridades del Gobierno en estos momentos, de ahí que en los próximos días haya reuniones con mayoristas y cadenas de distribución de alimentos. Una concreta ofensiva política contra el acaparamiento, el contrabando de extracción.

"Venezuela es la joya de la corona para el imperialismo norteamericano" debido a nuestras reservas de petróleo, lo sabemos. Por eso "nos atacan y nos atacan. Pero la batalla de Venezuela es por un mundo mejor, por un mundo sin imperios".

Lo que está por nacer, ese país regido bajo un modo de producción no capitalista (socialista), debe tener una consistencia que habría que construir. Un plan que seguir.

"Todo lo que he enunciado aquí son órdenes para la acción", dijo Nicolás al final de la rendición de cuentas de su gobierno. Órdenes que no sólo aluden a su comandancia como Jefe de Estado, sino órdenes como su acepción segunda: la de ordenar el asunto que nos compete desde aquel 27 de febrero de 1989 como flecha dirigida.

No han podido ni podrán con el pueblo de Chávez.

Notas relacionadas