Nosotros y ellos en la Cumbre de las Américas

En la VII Cumbre de las Américas en Panamá, el contraste entre ellos y nosotros fue evidente principalmente por las acciones inaugurales emprendidas por los actores principales del evento diplomático.
 
No es lo mismo llegar a la Cumbre de las Américas y compartir con la gente de a pie en El Chorrillo, barrio bombardeado por Estados Unidos en el año 1989, que hacer presencia inmediata en una actividad donde la oligarquía económica mundial es la protagonista. Salir de ahí para ingresar al vacío recinto en el cual se realizaba el "Foro de la Sociedad Civil" habla no sólo de los "aliados" en la Cumbre, sino de las prioridadades del moribundo "proyecto panamericano (en crisis)" de los gringos. 
 
Pero los contrastes no llegaron hasta allí. Evo Morales apareció jugando al fútbol con muchísima gente en las tribunas y Peña Nieto no perdió la oportunidad de sacarse un "selfie" con el dueño de Facebook. Una vez más el "proyecto panamericano" demuestra lo que en el fondo es: asco y desprecio por el pueblo. El mismo que sacó a Obama de la plenaria. 
 
El cambio de época tiene tiempo gestándose, y es precisamente en estos espacios donde consolida su égida libertaria e independentista. Hasta en los detalles dejamos claro por qué somos originales y ellos impostados.