A un año del Euromaidan, la guarimba ucraniana (galería)

Estamos a un año de lo que nos quisieron vender como una nueva "revolución por la libertad" en la que una escalada de movilizaciones violentas terminó con el golpe institucional hacia el presidente de Ucrania, Viktor Yanukóvich, por haber aceptado un acuerdo económico con Rusia y haber rechazado la adhesión a la Unión Europea por las condiciones desfavorables en contra del país.

La toma de la plaza Maidan, ubicada en el centro de la capital ucraniana, Kiev, fue el epicentro de esta escalada en la que una fuerza de avanzada "popular" se enfrentó con la policía y empezó la muerte de lado y lado cuando entraron en escena francotiradores para engrosar el expediente de "Estado fallido" contra el gobierno de Yanukóvich. 
 
Ahogado en el asedio de adentro y afuera, Yanukóvich accedió a elecciones adelantadas, pero los "luchadores por la libertad" le dieron un ultimátum y tomaron los edificios de gobierno a tal punto que tuvo que huir hacia Rusia en el mismo momento en el que el parlamento ucraniano armaba un gobierno ad hoc con las fuerzas políticas nazis en cargos de poder y sus "revolucionarios" formados por la OTAN dentro del aparato de seguridad del Estado. 
 
Estas fotos nos muestran en toda la dimensión lo que fue Maidan: su violencia planificada con el caos "general" como paisaje, su absoluta subordinación al financiamiento extranjero con la visita del senador estadounidense John McCain y Victoria Nunald del Departamento de Estado, su relato épico mundial para construir la "resistencia" ante la dictadura, su contraste con la realidad de los linchamientos a los diputados del partido de Yanukóvich, y su indudable "novedad" en los mecanismos contemporáneos de la intervención extranjera. 
 
Las fotos nos muestran el mismo caos al que resistimos en la patria de Bolívar y que no dejaremos pasar como mandato histórico de nuestro tiempo. El mismo que derrotamos hace también un año.