Televisión

Sin saber sabiendo

El mundo de la redes sociales y el mundo real, dependiendo de donde te pares, transitan momentos como el de aquella caricatura del barco hundiéndose mientras los náufragos, con el agua al cuello, le toman fotos al evento.

La muerte de los ídolos

Ha muerto Roberto Gómez Bolaños. Los millones de personas que no conocieron a ese señor se empeñan en llorar al Chavo y al Chapulín. Como para pensarlo: el personaje de televisión sobrevivirá al cuerpo físico, a la persona real, quién sabe por cuánto tiempo; supongo que hasta que exista un soporte capaz de reproducir videos. Bueno, pues que vivan los recuerdos que la gente quiera mantener vivos, y que desaparezcan los seres que tienen que desaparecer (a fin de cuentas todos vamos para esa, más temprano o más tarde).