Revolución de Color

¿Hacia la fase insurreccional abierta? (I)

Llegamos a más de 40 días de conflicto acentuado y enfocado en una agenda difusa en cómo se vende, clarísima en cómo se expresa. Más de 40 días de los que Julio Borges se jacta con la misma reflexión sosa en superficie, sucia en su núcleo, de siempre. Dentro de la guerra en sí misma, persiste la de nombrar o desnombrar lo que ocurre frente a nosotros. Que se transmita la idea de falta de lugar de dónde apoyarse para ordenar con el cerebro en frío lo que se quiere desordenado es un componente esencial. Por eso mismo, nombremos una vez más. Otorguemos base y asidero.

Una mirada desde Francia

El inquietante juego de la derecha venezolana

Por una vez dejemos que sea el representante de la Santa Iglesia Católica quien nos hable sobre Venezuela. Es cierto que desde su elección, el padre Francisco nos ha acostumbrado a un discurso anticapitalista que enlaza con la sensibilidad de millones de latinoamericanos.

Entrevista exclusiva del Defensor del Pueblo para Misión Verdad.

Tarek William Saab: "No soy una persona chantajeable"

15 años exactos después de aquella simbólica foto como el único parlamentario preso de las horas Carmona, hoy está en el ojo del huracán político en Venezuela.

Pisar el acelerador, forzar el golpe. Un nuevo ensayo de revolución de color

Ya en este punto del conflicto no queda espacio para las dudas de cómo se organiza, diseña y ejecuta la agenda del golpe contra Venezuela. Tampoco hay tiempo para cuidar las formas. Si algo develan los hechos violentos suscitados el día de ayer 4 de abril en la avenida Libertador y la autopista Francisco Fajardo de Caracas, es que los actores del golpe a lo interno aguardaban ansiosos el empuje de la OEA. La resolución aprobada por 17 países de la OEA el 3 de abril fue el pitazo de salida para intentar abrir un nuevo ciclo de violencia y confrontación en la calle, peligrosamente parecido al que iniciara en febrero de 2014.

La falsificación de El Caracazo como nuevo método golpista

La historia realmente está repleta de idealizaciones y mitomanías sobre las revoluciones, de las buenas, de las malas y de las contrarrevolucionarias.