Ramón Muchacho

El Muchacho malo, el buen Muchacho

Los líderes o voceros del antichavismo que han querido quedar bien con Dios y con el Diablo (es decir: caerles simpáticos a los fanáticos y ejecutores de guarimbas, y al mismo tiempo que los vean como tipos moderados y amantes de la paz) han te
De la serie "Vacío de poder en la oposición"

Ramón Muchacho y los alcaldes pasivo-agresivos

Más allá de estar montado en el carrito de la conspiración y de tratar de levantar parcelitas insurreccionales en sus municipios para el mejor disfrute de CNN, ¿qué reúne a Ocaríz, Blyde, Smolansky, Muchacho, Ceballos, Scarano y compañía?

El alcalde de Chacao no quiere ser alcalde

El cuento es más largo y complejo que este, pero la forma más sencilla de resumirlo salió del pulcro hocico de Emilio Graterón: "Yo no quiero ser alcalde". O así, mejor: el alcalde de Chacao ya no quiere ser alcalde. Y no hay que esforzarse mucho para imaginarse o suponer que un municipio "gobernado" por alguien que no quiere gobernar debe ser muy triste. O muy agradable, en caso de que usted quiera ver destruido a ese municipio.