Opinión

La autoridad democrática

Este título no tiene parentesco con aquella acidez de Borges (el de "La memoria de Shakespeare", no el del chequecito de Pdvsa) cuando dijo que la democracia era un atropello intolerable de la estadística.

La quejantina y cantaleta inducida

Aunque con menos frecuencia, pero todavía demasiado, aún oímos en los diferentes ámbitos de la vida ciudadana, la quejantina de la gente (no solo de opositores, convictos y confesos), que si falta harina precocida -la verdad es que la mayoría le llama "pan"-, que si falta carne a precios regulado

"País de mierda"

Desde las cúpulas (o crápulas, no sé cuál es la palabra correcta) de la oposición hasta muchos de sus simples seguidores abajo, esa es la frase más repetida en sus conversas diarias.