Lógica escuálida

Revocatorio: otro pote de humo tóxico

La barbarie que tomó por asalto la Asamblea Nacional carece de cualquiera de los valores religiosos, humanos, espirituales, jurídicos, intelectuales, nacionalistas, o lo que sea, que haya sido instituido por el liberalismo burgués, hace un poco más de 200 años.

Sonrían. ¡Digan whisky!

Lo interesante del documento -cual si fuera la declaración de intenciones de un proyecto histórico, o un texto que revelará claves a la arqueología por venir- es la redundancia de sus signos, lemas, colores y encuadres, datos que lo transforman de un simple retra

Excitación refrendaria

Extraña, por decir lo menos, la actitud y la posición adoptada por la contrarrevolución venezolana. Irrespeta y menosprecia incluso a compatriotas que comparten sus planteamientos desquiciados y obsesivos.

Aznar, Almagro, Allup

Los triple A

Pretendidos señorones de la política nacional e internacional, dos de ellos ya han decidido pasar el resto de sus días interfiriendo en nuestros asuntos por lo que ya casi son actores nacionales.

A Ramos Allup se le enredó el papagayo

Muchos venezolanos, sin distingo de diferencias políticas, hemos sido testigos, a veces mudos, a veces pícaros, de cómo la realidad supera con creces a la ficción cuando se trata de tener como protagonista al diputado Ramos Allup como primer actor de su propio film, corto o largo, o a veces mímic

La calumniada clase media

A nadie le ocurre lo que se merece, sino lo que se le asemeja.

Cesare Pavese. El oficio de vivir.

La mamá de Lolo en acción o el enemigo interno contrataca

No sé qué decirte, Lolo, al fin y al cabo tu esposa es mi nuera, la madre de mis nietos, y bueno, considero que es linda, muy bella; esos ojos azules valen oro, así como su cabello amarillo, explotada pues. No le des la importancia que no tiene a esa carta.

Maduro es colombiano y el chupacabras existe

El desarrollo del expediente desestabilizador contra Venezuela vuelve al agotado tema de poner en entredicho la nacionalidad del presidente Nicolás Maduro.

Carta del enemigo interno a su pareja

Lolo, esta vez debes usar los lentes para que silabees bien esta carta, y la leas bien, con aumento, en alta o baja voz, porque ni el amor que nos tuvimos, ni las panquecas con miel y curruchete trujillano que tanto te gustaban; ni los boleros de Felipe Pirela acompasados con champagne que bailam