Libia

Ellos no quieren el poder para gobernar

Tras tres semanas de haberse iniciado en Venezuela un nuevo ciclo de violencia interna y planes de golpe de Estado, vuelven los velos ideológicos a imponerse en la diatriba política nacional, camuflando el verdadero sentido del momento histórico y global que enmarca al conflicto venezolano.

Corresponsales de CNN: propagandistas de guerra

Legitiman masacres y guerras contra países incómodos a la hegemonía de Washington. En Venezuela lo mismo quiso hacer Fernando del Rincón. 

Montajes, fraudes y farándula en torno a la "ayuda humanitaria"

La salvación adeca para la crisis que los mismos aliados y financistas de la derecha han ayudado a provocar en nuestro país tiene, aparte de renombrados promotores, un muy interesado nombre: "Ayuda humanitaria".

También usadas contra Siria

Matrices utilizadas para invadir Libia también se aplican contra Venezuela

No es mentira que la historia se está contando en pleno siglo XXI desde los grandes conglomerados de medios de comunicación, que moldean la percepción de la realidad hasta puntos extremos en que han allanado terrenos para invasiones de fuerzas extranjeras contra países que no comulgan con la fe d

El caos en Libia como proyecto político occidental

Libia continúa siendo uno de los mayores centros de atención a la hora de analizar la expansión militar gringa de la guerra “infinita” en África y las constantes excusas mediáticas que primero colectivizan sus intereses y luego vuelven indispensables la intervención permanente, como la única past

Imperio: balcanizar Libia, balcanizar África, balcanizar el mundo

-Libia bajo Gadaffi se componía de tres grandes regiones: Tripolitania, Fezzan y Cirenaica. La Jamayriya Islámica de Libia, el modelo político del Coronel, preservaba la unidad nacional (noción de país) y la unidad territorial.

Lo que se viene con la nueva embajadora gringa en la ONU

Ya por el nombre, no es difícil de imaginarse que la nueva embajadora ante la ONU sea alguna especie de superhéroe o de actriz porno. Samantha Power, no perdió el tiempo y de una decidió entromparle a sus objetivos primordiales de cara al mundo.