La Mega

Cachorros sin Chapulín

"Con mis hijos no te metas", llevan 18 años diciendo, y durante ese mismo tiempo han arrastrado a sus hijos por la locura del antichavismo, saltándose límites insospechados que rayan en la desnaturalización.