Hugo Chávez

Chávez para principiantes

En 2002, en una especie de vuelta de hoja luego de mostrar el crucifijo para conjurar el terrible golpe de Estado que ejecutaron las élites eclesiásticas, sindicales empresariales y unas caricaturescas expresiones militares, Hugo Chávez salió a la escena con algo insólito que recorrió el mundo: c

El logos Chávez

Me pregunto si es posible convenir que nuestra revolución se agita cada vez que antepone desafiantemente al poder mundial un signo de su radicalización. O al revés: cada vez que el Poder Mundial ve en ella un atasco para su expansión éste se ofusca.

Hugo Chávez: la clave de la participación

No fue que Chávez se salió del molde de la política tradicional. Fue que la demolió por completo, de cabo a rabo.

Los modelos estéticos y Hugo Chávez

El hombre y la mujer de la clase media se comportan cual queso rancio del hijo o hija del emparedado, por cumplir con la tendencia estética convertida en una pseudonecesidad: la de parecer potable y ser aceptada.

Se fue Aníbal

Cuando un hombre se va de viaje de un modo infinito, como Aníbal Chávez, quien partió lleno de equipaje, lleno de nosotros, este amanecer de julio, es también verdad que su travesía deja una extensión insondable, deja la música, algo inaudita, en nuestras huellas y permanencias de esta franja, de

El chavista del futuro

El título de este montón de anotaciones que viene consta de dos elementos. El primero es el ser chavista y eso lo vamos a desarrollar más abajo. El segundo elemento hay que abordarlo con más cuidado pero hay también que entromparlo rápido, definirlo lo más precisa y brevemente posible.

"4F: Un puñado de pájaros contra la gran costumbre" o el chavismo está ojo de garzo

Desde aquella madrugada de 1992 en que irrumpió en el país la esperanza macerada en un ideario fundacional (Bolívar, Simón Rodríguez y Zamora) y en la decisión, práctica y valiente, audaz y temeraria, de alzarse o de volar para recomponer el juego de ajedrez político y económico en el q

El taxista ecuatoriano y el país de Chávez

Paro el taxi. Ya adentro el chofer pide la dirección mientras enciende el taxímetro que, en brillantes números rojitos, empieza a correr.

-Al antiguo aeropuerto, por favor -le pido-. Donde se toman los buses al Mariscal Sucre.