Guerra híbirda

Contra los intelectuales: noticias desde el gallinero de marfil

Hay momentos en la historia en los que la desnudez de los hechos hace que el pensamiento se quede atrás. Que cierto lote de ideas, en la forma en que se concebían un rato antes, acusan fecha de vencimiento, y no por eso pierden vigencia si no que exigen, fundamentalmente, ser revisitadas. Puesto que lo que les da contorno son los aspectos que componen los hechos duros, lo que acontece. Es ahí donde se ponen a prueba. Y crecen o mueren, según el caso.