Fascismo criollo

Cronología del 11 al 12

No es tarea sencilla reunir todos los acontecimientos y datos que se fueron desenvolviendo durante toda la jornada de abril 2002. Esta breve y concisa cronología se concentra fundamentalmente en el desarrollo de la marcha y sus planificadas acciones y consecuencias. 12 años después, y con muchas investigaciones acumuladas, queda clara la necesidad de revisitar, de forma permanente, los acontecimientos de nuestro pasado reciente. Más aún por cuánto iluminan sobre la agenda golpista de hoy contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Los fantasmas de abril

Cerca de cumplirse el trimestre desde que la Trilogía del Mal iniciara la “Operación Salida”, y con la añadidura puesta en la escena de la “entrega” del jefe guarimbero, Leopoldo López,  y los misteriosos (por no decir exótico

Golpe fascista contra la Revolución Bolivariana

Días de Aluvión (Libro)

En los hechos relacionados al Golpe de Estado del 11 de abril de 2002, participaron sectores del poder financiero, medios de comunicación, políticos de derecha y militares.

Los perfiles de la infamia: algunos operadores de abril 2002

Salvo la mínima reseña sobre Isaac Pérez Recao, el resto de perfiles fueron tomados del libro Días de aluvión de Federico Ruiz Tirado. Algunos fueron actualizados de acuerdo a la cobertura que hemos realizado en esta página. Ellos quisieron ser recordados por la historia. Pues hagámosle el favor, y sigamos haciendo ese ejercicio.

De cuando Miquilena terminó de quitarse la careta

El gallo que quería hacerle el amor a un zamuro

Dos veces me he quedado petrificado en esa hamaca que tengo colgada en un corredor en Barinas.

Focos de violencia contra el diálogo

Un arqueo mínimo de las acciones violentas que se han venido desarrollando entre la noche del 9 de abril y la mañana del 10 en Zulia, Carabobo por un lado, y la guarimba con notables matices en Caracas, a lo que se le suma otra marcha "estudiantil" horas antes de que arranque el diálogo entre el gobierno y algunas figuras de la oposición sitúan la naturaleza de las acciones destacando el contexto que las moviliza: saboteo, intoxicación y propaganda negra.

Tips para comprender el colapso antichavista

Así Antonio Ledezma y María Corina Machado pataleen por twitter, los diálogos de paz son el punto político incuestionable del momento, y con sus desniveles habituales, la MUD "acepta" asistir a las conversaciones con los cancilleres de la Unasur y el Gobierno Bolivariano. Por más que los medios traten de venderlo como obra y gracia de la oposición y el espíritu santo, que se haya alcanzado este punto que aleja -aunque sea por los momentos- el expediente golpista, la razón de alcanzar este punto se debe fundamentalmente a la voluntad política del Gobierno, y no a su malograda epopeya. A otro sector del país se le debe también reconocer en este esfuerzo: a nosotros mismos.

Por fin se destapa el pensamiento guarimbero

A un señor llamado Antonio A. Herrera-Vaillant (por cierto, señor que estudia los árboles genealógicos y "demostró" que, para efectos electorales, Capriles era descendiente de Bolívar) le corresponde el mérito de haber sacado del clóset toda la podredumbre del pensamiento escuálido-guarimbero.

Sectores de la ultraderecha quieren trasladar el golpe al oeste

Penetrar en los barrios, captar gente, promover la guarimba

Algo se está cocinando en las profundidades de esa olla podrida en donde se cuecen todos los odios juntos, tanto de los factores conspirativos fascistas internos como los externos.

La agenda golpista busca reacomodo

Reactivar la violencia en Caracas; estremecer la opinión pública

Reducida la fase abierta de la guarimba, y cuando ya comienza a volcarse la opinión de los vecinos contra los reductos que quedan en ciertos sectores del este de Caracas, de un día para otro, el domingo una oleada de actos confirman lo que Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interior, Justicia y Paz declaró en entrevista a José Vicente Rangel: reducida la barricada, habrán más actos de terrorismo y asesinato selectivo. La mecánica de la agenda golpista ya es tan predecible que aburre. Lo que no la hace menos peligrosa, sino al contrario.