Chavismo

Es ley: el que se mete con Venezuela se seca

El diálogo le sacó tarjeta roja a Almagro

De los operadores internacionales que más activaron en contra del país en todo 2016, sin lugar a dudas Luis Almagro fue el que mayores riesgos asumió.

Y si el diálogo es con Dios

Siempre he creído que la teología se las trae, igual que la política y el diálogo, como dice mi amigo el internacionalista Jesús Ernesto Parra en un artículo sobre Diosdado. Y es cierto. La mesa, menos la de la MUD, sirve para dialogar. En la cama también se dialoga, antes, durante y después.

Por qué el chavismo tiene el poder

Una de las más recurridas definiciones de "política" es: arte y ciencia de conquistar el poder, y/o mantenerlo.

Cuatro amenazas no cumplidas del antichavismo que revelan su fracaso

Este 2016 sin duda estuvo marcado por las frases premonitorias sobre el fin del chavismo y el gran capital político que la MUD puso en ello.

La guerra económica obligó a la MUD a acudir al diálogo

Como un búmeran, la ofensiva económica dirigida a depreciar la moneda y caotizar el flujo comercial de Venezuela se le terminó devolviendo a la oposición antichavista de la nación suramericana y la obligó a acudir a la mesa de diálogo planteada desde el mes de mayo por el gobierno de Nicolás Madu

Las "hordas chavistas" que hicieron callar a la AN

La verdad es que no sé cómo coño llegamos a estar frente a la Asamblea Nacional el pasado domingo 23, en medio de todo aquel ventarrón de pueblo gritando consignas en apoyo al presidente y mandando a Ramos Allup pal carajo.

Lo que es bueno para el pavo es buena para la pava

Presupuesto 2017: ofensiva chavista y los alaridos de la representatividad

Es una realidad. El Presupuesto de la Nación, que regirá sobre el gasto y los ingresos totales del país para todo el año 2017, no dependerá de la fallida Asamblea Nacional para su aprobación y ejecución.

La batalla cultural vs el país Usaid

Por más que se nos diga que la guerra es un asunto de generales, ejércitos uniformados y balas, estamos obligados a entender que no es así. A lo largo del desarrollo de la era capitalista, la propaganda nos formó como ignorantes consumidores de historias de fantasía y películas épicas, donde unos cuentan las historias y otros nos comemos las cotufas.