Chavismo

Ocho valientes millones

Tres meses esperando ese domingo. Tres largos e intensos meses manchados de violencia, amenazas, muerte y la sombra de una guerra sobre nuestras calles. Tres meses de tensión que se respiraba en el saludo del vecino, las sonrisas no podían ocultar la angustia de los ojos.

El extravío político de los "progresistas" que llaman dictador a Maduro

Venezuela hoy es un recipiente donde se ponen etiquetas como "dictadura", "irrespeto a los derechos humanos", "mal gobierno", "falta de democracia", "hambre", "violencia" y "muerte". Identificándolas todas con el nombre del Gobierno de Nicolás Maduro cuando no las endilgan al chavismo a secas.

Chavismo indescifrable

Los más sesudos análisis sobre los 8 millones y largo de votos sacados por el chavismo en la jornada de ayer para la Constituyente se estrellan contra toda las lógicas de los que nunca "inteligentemente" entienden ni terminarán de comprender qué es el chavismo.

¿A qué se debe la alta participación electoral en la Constituyente?

La asistencia de poco más de 8 millones de electores (41% del padrón electoral) al proceso constituyente tiene un significado contundente, mucho más allá de la estadística. Es en esencia un resultado cualitativo, que desnuda consigo un conjunto de variables.

Constituyente en Venezuela: balance de un escenario inédito

Mucha tela que cortar luego de los resultados generales ofrecidos anoche por la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena. El dato político fundamental de la jornada merece su justa valoración en las primeras de cambio: más de tres meses de asesinatos políticos contra chavistas, asedio económico y social contra la población e inestabilidad programada no pudieron frenar la elección de constituyentistas, como tampoco un alto nivel de participación.

¿Y ahora qué viene?

Estamos contentos por la forma alegre en que salió a manifestarse el chavismo silencioso, esa pinga de entidad gigantesca que no anda exhibiéndose ni pegando gritos en los autobuses como antes, por razones de seguridad. Es el tiempo de actuar con cautela. Ya tenemos una idea de nuestro tamaño numérico y eso es algo importante.

La elección constituyente en sí misma es una victoria para el chavismo

La encrucijada constituyente se cierne sobre los destinos nacionales, como la disyuntiva entre la paz o la barbarie. No es tiempo de medias tintas, no hay un espacio gris. Es tiempo de definiciones absolutas.

O de lo que se trata es de otra manera de hacer política

La cuestión de las candidaturas a la Constituyente

Para la Garza Blanca, ese ser entrañable, mi hermana: va por ti, familia