Capitalismo

El país-corporación: pague por vivir

Estados Unidos es un país cuya Constitución declara que el objetivo de su existencia es la búsqueda de la felicidad. El camino que va de esa declaración a los medios y recursos de los que se han valido para conseguirlo o intentarlo tiene un nombre: se llama guerra. Y claro, todo el mundo tiene derecho a decidir qué cosa significa felicidad y quién se la merece.

La película de Snowden y el megaespionaje: la casa pierde y se ríe

Edward Snowden, ex espía informático de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) se encuentra en un limbo respecto a qué país le concederá asilo finalmente.

Y aquel hueseeero...

El soldado Nguyen Kuang Hung participó hace 40 años en la guerra de Vietnam. Por andar en esas cosas tan intensas recibió una ración de tiros que le hicieron perder el brazo derecho. Un médico gringo fue quien lo atendió en medio del vaporón y le amputó el miembro.

La "izquierda" que le gusta a los gringos

Todos los políticos en algún momento de su carrera han dicho que son "de izquierda". Obvio; la referencia simbólica e histórica señala que quienes estaban en ese lado del parlamento francés durante la Revolución defendían los intereses del pueblo pobre.

Para Primero Justicia amamantar es sucio y comunista

Que un Estado se ocupe de estimular la lactancia materna es raro, sí. Muy extraño: la nota predominante es la promoción y venta de fórmulas lácteas, esos polvos que vienen en latas chiquitas, son caras y además no son leche, sino que se parecen (un poco).

Cañonazo

Ledezma y Julio Borges patalean porque en Venezuela todo el mundo come

Cuando a Rafael Poleo le da por revisar la historia de Venezuela, y sobre todo la historia de su infecto partido, Acción Democrática, suele decir cosas amargas pero algunas inobjetables.

Las bolas a cambio de un viaje a Europa

Un poeta colombiano está ofreciendo en venta sus testículos. Dice que con la plata producto de esa venta 375 millones de pesos se financiará un viaje a Europa, para ir a leer allá sus poemas.

Cuando los que tienen plata acaparan sin necesidad

Daniel llegó temprano en la mañana. El día anterior le había dejado un mensaje para que me ayudara a corregir varios botes de agua con los que me conseguí en el rancho al regresar del interior del país. Las tuberías viejas son un peo. Mientras el hombre aplicaba sus conocimientos de plomero, hundido hasta medio cuerpo debajo de mi fregador yo le pasaba las herramientas que me pedía o el pote de escupir el chimó.