Capitalismo

El problema económico no tiene solución… en el capitalismo

Pedir, criticar, molestarse, exigir, reclamar, maldecir e incluso descontentarse con el Gobierno porque la situación económica lejos de mejorar pareciera agravarse, algunos podrían verlo como un derecho, yo lo veo como un acto de infinita comodidad y flojera.

Odebrecht o el sesgo moral de la corrupción

Las investigaciones que dirige el Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre pagos de sobornos a políticos latinoamericanos por parte de la transnacional brasileña Odebrecht, han tenido un tratamiento espectacularizado y sensacionalista. Casi como si la corrupción fuera un invento reciente o nacido en 2016.

Embedded thumbnail for La corporación

La corporación

En este documental de origen canadiense la corporación es radiografiada, estudiada y diagnosticada más como persona común que como una institución.

¿El mundo al revés?


El medio más importante para la transmisión del modelo de personalidad más deseable al hombre común y corriente es la película cinematográfica.

Erich Fromm, 1947
 

El capitalismo y el cáncer

El próximo agosto se cumplirán 67 años del estallido de las dos únicas bombas atómicas que han sido lanzadas con propósitos deliberada y conscientemente genocidas en toda la historia de la humanidad.

El istú, o cómo desaparecer un alimento

¿Agarrar unos bultos de harina y esconderlos en un galpón o llevarlos a Colombia? No, eso no es desaparecer alimentos. Esa es apenas una manifestación resultante de la verdadera masacre cultural que nos ha llevado a considerar "comida" sólo lo que encontramos en el mercado.

¿Pa' qué luz si es de noche?

Las medidas que ha tomado Nicolás con respecto a la emergencia del sistema eléctrico nacional por el fenómeno El Niño han generado una corrida mediática de parte de los "dirigentes" de la oposición.

Mientras más se aclara más confunde

La cultura Polar o el galimatías capitalista

Mi abuela nunca aprendió lo que es la geometría
pero una arepa en sus manos redondita le salía…

Gualberto Ibarreto

¿El mundo será una plancha de zinc?

Estos días de anuncios catastróficos, en que los síntomas de los conflictos mundiales advierten tiempos aun más trágicos de lo acostumbrado y en que el plan de la élite mundial es perpetuarse a costa de lo que sea, a los pobres nos queda el recurso maravilloso del pensamiento.