William Serafino

Colaboraciones de William Serafino

La distribución de culpas y las soluciones mágicas

Ante momentos adversos y coyunturas difíciles, la distribución acomodada de quejas y culpas siempre salen a relucir.

Lo que no dice Tomás Guanipa sobre la dolarización

El candidato opositor a la reelección Tomás Guanipa hace de la fantasiosa "dolarización del salario" un eje fundamental dentro de su campaña electoral. Pero más allá de ser una postura abiertamente antinacional e inconstitucional, ya que la única moneda de curso legal dentro de Venezuela es el bolívar, ¿qué significa dolarización como concepto político y económico? ¿Cuáles serían sus consecuencias inmediatas para la nación?

Volkswagen y la guerra intestina del 1%

El 1% más rico del planeta ha iniciado una guerra a muerte que busca reducir al máximo la cantidad de membresías y afiliaciones a lo interno de su selecto club. En la arena del mundo financiero comienzan a caer como moscas algunos gigantes de la economía global.

La Guajira colombiana: tragedia de muchos en beneficio de unos pocos

Los datos alarmantes de miseria económica, el contrabando de gasolina y alimentos desde Venezuela, la extracción salvaje de carbón, el narcotráfico y el esclavismo generalizado, dibujan la cotidianidad en La Guajira colombiana.

Las conexiones financieras de Leopoldo López (investigación)

El legado familiar y financiero de Leopoldo López devela un conjunto de conexiones tejidas en beneficio de grandes intereses corporativos y transnacionales. La amplia red de ONGs, tanques de pensamiento y aparatos de espionaje que son utilizadas para filtrar financiamientos y recursos de todo tipo en función de desestabilizar a Venezuela, forman parte de una agenda mucho más grande enmarcada en el asedio financiero hacia Venezuela. Leopoldo López es el empleado más importante que posee la gran banca estadounidense en el país con las mayores reservas de crudo del planeta.

Cúcuta o de cómo la vida es extremadamente costosa

El pasado 21 de agosto al otro lado de la frontera, específicamente en el mero centro de la ciudad de Cúcuta, estaba culminando un importante foro empresarial (Expogestión Frontera 2015) con la vocería transnacional de Ricardo Hausmann. La intención de tan perfumado evento estuvo centrada en proyectar internacionalmente a Cúcuta como una zona económica "desarrollada" e "independiente", jugando a omitir en posición adelantada el trágico cuadro económico local que se sigue develando a medida que avanza el cierre fronterizo.

En esta guerra todos los ricos son culpables

Luego de que el presidente de Italcambio, Carlos Dorado, en conjunto con la Asociación Bancaria y uno de sus principales dirigentes, el banquero venezolano Juan Carlos Escotet se pronunciaran en contra de los irreales mecanismos de medición del precio del dólar que realiza DolarToday, las opiniones y consideraciones desorientadas salieron a relucir evidenciando el escaso criterio para entender que en el actual contexto político nacional no hay rico que se salve.

El capitalismo quebró

Los síntomas que develan la profunda crisis económica y cultural del capitalismo irrumpen en la realidad planetaria con más fuerza cada día. A los cadáveres se les puede maquillar, bombear oxígeno y montarlos en una silla de ruedas a control remoto, pero la pudrición que deja en el (dilatado) proceso de descomposición es imposible de ocultar. Hoy somos testigos de las desesperadas patadas de un (monstruo) ahogado en su propia mierda.

¿Qué le proponen los economistas opositores a Venezuela?

La interminable cantaleta sobre la "necesaria" modernización económica de Venezuela, vociferada por sabiondos economistas nacidos aquí pero con estudios de posgrado en Estados Unidos y Europa, tartamudea procurando convencernos de que a base de conceptos tecnocráticos (libre mercado, paridad cambiaria, liberación de precios y competitividad) lograremos, finalmente, "equilibrar la economía". ¿Cómo se orquesta el engaño macroeconómico a partir de estos conceptos? ¿Qué proponen en el fondo? ¿Qué buscan encubrir, maquillar e impulsar en términos políticos?