Periodismo es guerra: Tinedo Guía en la MUD

Pasan los años y sin embargo se siguen sorprendiendo entre ellos. Los profesionales agremiados en el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) escupen en redes sociales y medios digitales algunas indignaciones en torno al ingreso de Tinedo Guía en la "reformada" MUD.

Portales como El Estímulo describen la última verborrea gremial como un "agrio debate ético". En opinión de Andrés Cañizalez, citado por el medio, existe un dilema ético por el hecho de que Tinedo Guía es el actual presidente del CNP y al mismo tiempo un (entrante) operador partidista.

El CNP ha hecho público un ultimátum en el que le exige a Guía una decisión: o se queda con el gremio o se la juega con la MUD. Consecuencia de la decisión de Guía, quien no consultó con sus compañeros de oficio su adherencia a la coalición opositora.

Lo cómico del asunto no son los chismes a viva voz en los medios en torno a este supuesto debate, sino la postura de los periodistas que se caen a coba con aquello de que el periodismo "de verdad" es el independiente y objetivo, no partidista, desinteresado y hasta contrario al poder y sus burocratismos que mancharían el buen honor del oficio.

Se soprenden de que Tinedo Guía, quien fue durante 17 años el portavoz informativo, editorial y político de Marcel Granier en televisión abierta a la ciudadanía venezolana, no sólo fue un periodista comprometido con la planta de Radio Caracas Televisión, posteriormente RCTV, sino que también hizo suya en forma de propaganda la agenda del Grupo Roraima por mucho tiempo.

¿Recordamos cómo empezaron sus palabras en el editorial de El Observador de RCTV, del 12 de abril de 2002 a las 5:10 am? "La bandera amarilla, azul y roja ondeó hoy con bríos de democracia, agitada esta vez, para siempre, por los vientos de la libertad. En la histórica jornada el pueblo venezolano se encargó de izar el glorioso estandarte, tan alto como su voluntad de no claudicar ante los designios de un oscuro régimen". Cámbiele la fecha a 2017 y es, con seguridad, Tinedo Guía liderando alguna de las marchas que convocará la MUD para este año.

Lo que no sorprende, entonces, es que Tinedo Guía haya aceptado un cargo nodal en la MUD, justamente una junta de representantes del empresariado local que ha intentado repetir lo de 2002 en los últimos cuatro años, esta vez para no equivocarse.

Al fondo del periodismo venezolano

Por supuesto, entre agremiados se hacen las heridas para luego lamérselas los unos a los otros. Podrán mostrarse como una red de individualidades al servicio de la verdad y nada más que la verdad, ya que lo juran por un título, uno que otro premio y un nombramiento editorial que quizás algún día lleguen.

Pero los hechos difieren de lo que proclaman: el periodismo independiente es un mito creado por las corporaciones mediáticas. Tienen los medios disponibles para repetir esa y otras mentiras hasta convertirlas en una verdad inverificable.

En Misión Verdad hemos calificado de infomercenarios a aquellos que usan la plataforma mediática para confundir, desinformar y legitimar el crimen que pretenden sus financistas, que suelen estar ocultos a menos que te pague el New York Times, el Washington Post o CNN. La labor infomercenaria tiene sentido en un contexto donde todo lo que llaman periodismo es cualquier cosa que se diga por televisión.

Aquí no ha importado a nadie, mucho menos al CNP, el dolo mediático cada vez más esquizoide en todos los portales periodísticos de Venezuela, toda vez que la mediocracia local se dedica a la desinformación y a promover un expediente contra Venezuela con apoyo de ONGs y organizaciones civiles afines a la política mediada por la MUD.

Más bien se vela por los intereses infoterroristas de los principales propagandistas de guerra en el mundo:

Ese mismo interés hace que el mismo CNP tenga de aliadas algunas organizaciones involucradas en política, en la arena nacional e internacional, como las ONGs Espacio Público y Reporteros Sin Fronteras.

  • Financiada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, Espacio Público no sólo marca un expediente contra el Gobierno Bolivariano en términos de la libertad de expresión y de prensa, sino que coordinó entre 2008 y 2010 la distribución de fondos para proyectos de páginas web antichavistas con dinero gubernamental del gobierno norteamericano. No es cualquier cosa.
  • Por su lado, Reporteros Sin Frontera recibe dinero de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) y publicó un informe en noviembre de 2016 en el que calificó al gobierno de Nicolás Maduro como "depredador de la libertad de prensa".

Ambas organizaciones son primas modernas del CNP, que a lo interno desde la llegada de Hugo Chávez a la escena venezolana ha congeniado en distintos espacios con los partidos políticos opositores. Tinedo Guía es un fiel representante de ese corretaje internacional, mediático y oenegero que encalla en esta supuesta reformulación de la MUD.

El ejercicio periodístico en Venezuela siempre ha ido de la mano con los poderes empresariales, bancarios y fácticos internacionales, sin importar la época ni la intención de voto. De hecho, el periodismo se ha parecido demasiado a la guerra.

Esto sin embargo no estará en boca de los agremiados periodistas en su tan "agrio" debate. Tendrían que cavar bien a fondo, y por ello pudieran pensar que estarían cavando la tumba de su propio oficio.

Notas relacionadas