José Roberto Duque

Colaboraciones de José Roberto Duque

Las elecciones que no ganaremos

El componente social actual, el de los venezolanos que estamos vivos, eso que llamamos "la actual generación" de venezolanos, ha demostrado estar en condiciones de producir algunos saltos rarísimos, eventos extraordinarios, anomalías sociales; jugadas magistrales o dramáticas que rompen el hilo "

¿Invadidos?

Uno quisiera que toda la creación del Gobierno revolucionario estuviera libre y al margen de las formas de penetración del enemigo, que quiere destruir lo que nosotros vamos construyendo.

Para dónde va ese diálogo

En una fecha tan significativa como la víspera del 11 de abril acaba de tener lugar en Miraflores un encuentro muy interesante. Seamos justos: fue un encuentro importante, no sólo interesante (esa palabra parece hablar de una curiosidad de circo).

Cuando la represión era chévere, importante y necesaria

La Guardia Nacional y la institución policial fueron creaciones del Estado burgués.

La (imposible) conquista del oeste

Como ustedes ya saben, el antichavismo tiene expertos en todas las ramas del saber humano.

Qué han perdido y qué han ganado los golpistas

Esta es la situación, transcurridos 12 días desde el inicio del plan que en un primer momento la derecha llamó "La Salida"

No derrocarán al Gobierno. Pero es mejor activarse

El gobierno de Nicolás Maduro no caerá a causa de las tensiones callejeras actuales. Estas tensiones durarán unos días más y se disiparán sin que se produzcan ni el golpe de Estado ni la guerra civil que espera el antichavismo. Nos lo indica una clave de la que hablaremos más abajo.

El muertico necesario, la intuición y las rebeliones

Leopoldo López y María Corina Machado, dos seres que nunca en su meretriz vida han pasado roncha al lado del pueblo, están convocando al pueblo para que derroque al gobierno de Venezuela el 12 de febrero.

¿Quién nos hace la guerra sucia para la BBC?

Una agencia de noticias o empresa de comunicaciones de un país como el Reino Unido no puede darse el lujo de tener a un agente “blando” o escrupuloso (mucho menos decente o de alto sentido de la ética) en un país donde se le está roncando al tigre en la cueva, porque su tarea es volverle chicha el prestigio al gobierno, presidente o estructura que le perturba el sueño y los intereses al capital. Que lo diga la Libia de Khadafi.

¿Cuándo Venezuela se hizo tan violenta, y los lectores de la BBC tan enfermos?

Suponga o imagine que un grupo de especialistas lo agarra y le asegura, “basado en sus estudios”:

1) Que el Gobierno no ha hecho NADA por frenar la violencia.

2) Que el Gobierno NIEGA que haya crimen en el país.