José Roberto Duque

Colaboraciones de José Roberto Duque

¿Guerra limpia?

Que en la guerra, la más trágica de las situaciones humanas, aflore lo mejor y lo peor de nosotros, es una vieja sentencia que es muy fácil de verificar.

Contra quién hay que disparar

En EEUU, Europa y países súbditos de la hegemonía del capital, a las manifestaciones violentas no se les llama manifestaciones sino "actos de terrorismo". En la más tímida que pacífica Revolución Bolivariana apenas ahora se comienza a echarle un ojo a la diferencia entre "manifestación pacífica" y "paramilitares mimetizados disparando con armas automáticas" y ya el grito de horror del antichavismo le dio la vuelta al mundo.

¿Estaremos perdiendo la batalla de la memoria?

Dentro de unos días, el 18 de febrero, se cumplirán 32 años del Viernes Negro; una semana después, 26 años del Sacudón. El año 1983 es un antecedente importante de 1989.

El espantosamente trágico 23 de enero

Sobre el día 23 de enero de 1958 dice la historia oficial, debidamente edulcorada y acomodada a los intereses de los encorbatados de todos los tiempos, que fue un "día de júbilo".

McDonald's y los colonizados

Detectar a una persona o agrupación moralmente destruida, colonizada desde el afuera hasta lo más hondo de su entraña, es así de fácil.

Guyana, El Nacional y la guerra

Los días de Navidad y otras festividades son propicios para cometer algunos desmanes que pasen más o menos a la sombra de la opinión pública.

El futuro según Nicolás

Sobre el tema de la formación del nuevo ciudadano han caído aguaceros que casi siempre derivan en lo mismo: la lectura.

Sanciones, golpes y efectos

Las características de la guerra contra Venezuela las conocemos. Ya no queda nadie que ignore que el principal lanzamisiles del poder económico transnacional en esta etapa del conflicto es la propaganda, y que lo que estalla al final (si es que estalla, y donde estalla) no es uno por uno de los misiles sino el acumulado de ellos.

La muerte de los ídolos

Ha muerto Roberto Gómez Bolaños. Los millones de personas que no conocieron a ese señor se empeñan en llorar al Chavo y al Chapulín. Como para pensarlo: el personaje de televisión sobrevivirá al cuerpo físico, a la persona real, quién sabe por cuánto tiempo; supongo que hasta que exista un soporte capaz de reproducir videos. Bueno, pues que vivan los recuerdos que la gente quiera mantener vivos, y que desaparezcan los seres que tienen que desaparecer (a fin de cuentas todos vamos para esa, más temprano o más tarde).