José Roberto Duque

Colaboraciones de José Roberto Duque

Nacho sí representa a aquella juventud "patriota"

Los venezolanos hemos estado celebrando el 12 de febrero el "Día de la Juventud".

Sexta República: cómo combatir las leyes que vienen

En Venezuela las leyes se dictan o promulgan en la Asamblea Nacional, esa instancia que hoy está en manos de los poderes proempresariales y prohegemónicos.

Sixth Republic: How to Combat the Laws to Come

In Venezuela, laws are passed or approved by the National Assembly– a mechanism which today is in the hands of pro-business and pro-hegemonic powers.

Para navegar en aguas contrarrevolucionarias

Esto quiere ser un recordatorio, a manera de aporte a quienes andan preguntándose cosas como "¿por qué el pueblo nos dio la espalda?", "¿perderemos lo logrado en 17 años de revolución?", o la peor de todas: "¿se acabó la revolución?"

Volver al periodismo

Que en Venezuela el periodismo ha sido asesinado y sepultado por la propaganda es algo que he sostenido muchas veces en los últimos años. El hecho verídico y transversal de esa convicción es este: el gremio de periodistas profesionales se ha divido en dos toletes, uno de los cuales se ha ubicado al lado del poder empresarial para atacar al Gobierno, y otro que ha cerrado filas con el Gobierno para "blindarse" en una defensa a ultranza de todo cuando hace el Gobierno.

Decirnos y hacernos comuneros

Aunque uno no es precisamente lo que dice sino lo que hace, siempre viene bien descubrir en el verbo las señales del impulso que nos hace levantarnos en la mañana y decir: "En el capítulo de hoy, y siguiendo con el proyecto que tenemos trazado…".

Los incurables

Usted tiene derecho a detestarnos a los chavistas y al chavismo, y a expresarlo públicamente.

Caernos a coñazos

Que a los venezolanos nos guste el bochinche por sobre todas las cosas es una reflexión que han acuñado un montón de tipos serios (Francisco de Miranda entre los más notables) que tal vez querían o andaban en busca de un poco de orden. El orden es algo que todo el mundo añora, cómo no.