La coalición de la traición: ¿quién dirige la intervención estadounidense en Siria?

Por varios días, un general israelí capturado en Irak ha sido interrogado por quienes se puede asumir que son asesores de la Guardia Revolucionaria iraní junto a las milicias chiítas que actuamente lo retienen. De Veterans Today:

"El Alto Representante de Política Exterior ante el parlamento estadounidense y Secretario General del Departamento Europeo de Seguridad e Información, Dr. Haissam Bou-Said, confirmó que el ejército popular iraquí capturó a un oficial israelí cuyo nombre es Yussi Elon Shahak, basado en inteligencia suministrada por el Parlamento Internacional norteamericano y el Departamento Europeo para Seguridad e Información. El rango del oficial es brigadier y su número de matrícula militar es Re 34356578765Az231434".

Aunque declaraciones hechas durante su interrogatorio se han hecho públicas, incluyendo un reconocimiento general sobre que Isis y el servicio de inteligencia israelí, el Mossad, han estado profundamente integrados por años y que asesores de las Fuerzas de Defensa Israelíes proveen de inteligencia y funciones de comando y control a las fuerzas militares del Estado Islámico, la prensa occidental ha decidido censurar esta noticia.

En su lugar, el presidente Obama, parte de un "triunvirato mágico de los inestables" que incluye a Netanyahu y Erdogan, ha elevado acusasiones de haber usado gas venenoso contra el presidente Assad de Siria.

Las acusaciones de Obama, hechas a la luz de las revelaciones recientes en torno a que el presidente Erdogan de Turquía ha ordenado nuevos suministros de gas sarín para el Isis y al Qaeda/al Nusra dentro de Siria, son claras señales de que el presidente Obama ya no controla sus propias facultades, ni que, probablemente, esté en control de las fuerzas militares sobre el terreno.

En las últimas dos semanas, dos ataques norteamericanos por separado sobre la ciudad de Alepo han averiado el sistema de generación de energía, afectando los sistemas de tratamiento de agua. Esto deja a una ciudad de 2.5 millones de personas dependientes del agua del río Éufrates, una reconocida fuente de cólera, sin tratamiento.

Un comando paralelo dentro del Pentágono incluirían a Cheney y Rumsfeld

Confirmaciones provenientes de fuentes del Pentágono indican que ésta era, ciertamente, la lógica para esos ataques realizados por aviones norteamericanos desde la base aérea de Incirlik, en Turquía; ataques que fueron calificados como "extraños" por el presidente Putin. También nos informaron que estos ataques fueron planificados y ejecutados por comandantes norteamericanos sobre el terreno que no operan bajo la dirección del presidente Obama o el Estado Mayor Conjunto.

De hecho, esto ha venido ocurriendo por años, una estructura de comando paralelo responde a una camarilla de adinerados extremistas de derecha, remanentes de Bush y de Netanyahu. Este comando paralelo, del que a menudo se habla en los pasillos del Pentágono en voz baja, fue establecido por el ex vicepresidente Dick Cheney que forzó al Comando Conjunto de Operaciones Especiales (Jsoc, por sus siglas en inglés) y lo colocó, de forma inconstitucional, bajo su vigilancia personal. Algunos en el Pentágono creen que Cheney y el ex secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, aunque desde hace muchos años fuera del gobierno, todavía podrían comandar unidades norteamericanas alrededor del mundo, particularmente en Europa y el Medio Oriente, con fuerzas navales poderosas. 

También existen dudas muy fuertes en torno a las fuerzas nucleares norteamericanas, de acuerdo con Jeff Smith, editor de Veterans Today (VT), antiguo inspector de la Agencia de Energía Atómica y asesor en asuntos de seguridad nuclear bajo el mandato de George H.W. Bush. Smith, junto al editor de VT,  el coronel retirado de las fuerzas especiales James Hanke, quien también fue jefe de inteligencia del comando nuclear norteamericano más grande en Europa en la cúspide de la Guerra Fría, cuentan una historia de intriga profunda dentro de los círculos políticos y militares de Estados Unidos que ha llevado no sólo a que desaparezca material nuclear sino al uso sin sentido y secreto de armamento nuclear táctico por parte de Estados Unidos y otras naciones.

Particularmente revelador, sin embargo, es la traición norteamericana en la guerra falsa contra el Estado Islámico. Desde que se inició el involucramiento ruso en la guerra aérea contra el Estado Islámico, las tensiones regionales han aumentado a niveles sin precedentes. Nada de esto tiene que ver con las legítimas operaciones aéreas contra el Estado Islámico y sus organizaciones hermanas, más bien al contrario. Lo que ha sido expuesta es la larga historia de Estados Unidos, Turquía e Israel en el empleo de sus fuerzas aéreas para apoyar a los grupos terroristas en el campo de batalla, no solamente apoyo aéreo directo desde Turquía e Israel, operando ilegalmente dentro del espacio aéreo sirio contra el ejército sirio y supuestamente en contra de las fuerzas kurdas de la YPG apoyadas por Estados Unidos, sino reabasteciendo activamente a grupos terroristas.

Esos vuelos de reabastecimiento realizados por aeronaves de transporte norteamericanas, vuelos que el presidente Obama abiertamente admite que proveen de misiles TOW y Stinger a los grupos combatiendo dentro de Siria son, contrario a las falsas declaraciones que ha dado Obama, otra cosa.

Estos aviones norteamericanos, que vuelan desde Turquía y Kuwait, están abasteciendo a los "terroristas moderados" tanto de Siria como de Irak con entregas realizadas para el Ejército Libre Sirio y al Nusra en Siria, y volando hacia la provincia de Anbar para reabastecer a las unidades del Estado Islámico que combaten al gobierno de Irak.

El actual contingente norteamericano de 3 mil efectivos apostado en Anbar está visto por varias facciones en Irak, con la excepción del Gobierno Regional Kurdo en Irbil, como parte y parcela de una base del Estado Islámico protegida tras las líneas iraquíes.

Fuentes de inteligencia confirman que Israel es el verdadero progenitor del Estado Islámico

El factor clave que ha cambiado es el involucramiento ruso en Siria, y con él la inteligencia y operaciones combinadas de la nueva "coalición verdadera" y el centro de operaciones en Bagdad compuesto por especialistas de inteligencia militar iraquíes, rusos, sirios e iraníes, apoyados con satélites rusos, drones y señales de inteligencia.

Adicionalmente, Rusia está incrementando ampliamente su control sobre el espacio aéreo sirio no sólo con SU-30, sino ahora con superioridad aérea al ser desplegados los cazas SU-35, aviones capaces de superar cualquier cosa "dentro del teatro", incluyendo el F-22 y el F-15 (norteamericanos).

Lo que es más revelador, no obstante, es el factor inteligencia humana; algo que Estados Unidos nunca ha tenido en el Medio Oriente. Notablemente, la red de miles de fuentes de inteligencia sobre el terreno a lo largo de la región condujo a la captura de Shakal, el general israelí, y también ha llevado a que la campaña rusa en Siria sea un éxito increíble, una campaña que el gobierno de Bagdad hubiera traído para lidiar con su propia lucha si no fuera por el chantaje norteamericano.

Lo que podemos manifestar categóricamente es esto: Estados Unidos no sólo ha estado completamente al tanto del profundo involucramiento de Israel con el Estado Islámico, sino que, desde el principio, es su verdadero progenitor.

Ha habido un "cambio de marea" en la opinión norteamericana, no sólo en el público en general sino también dentro de los círculos militares y de inteligencia. Asumiendo que hay una división profunda dentro de estas comunidades en dos grupos, los estadounidenses leales y aquellos comprados, sobornados o mentalmente coaccionados por la insensata adhesión de las posiciones religiosas extremistas, ya no existe una estructura de comando creíble o efectiva dentrás de cualquier fuerza militar norteamericana, incluyendo las 16 agencias de inteligencia y los 300 mil contratistas militares privados y mercenarios, muchos que ahora son del Estado Islámico.

Entre aquellos dentro de las comunidades de defensa y seguridad norteamericanos, el actual belicismo contra Rusia está visto no sólo como alarmante sino que está reconocido como algo totalmente preparado, como parte de un proceso de desestabilización, que representa una maniobra dentro de la teoría del juego contra el gobierno norteamericano en sí mismo, perpetrado por elementos extremistas que incluyen a los órganos de la prensa en una medida para nada pequeña.

Estados Unidos está bombardeando a civiles sirios, destruyendo la infraestructura siria. La verdadera coalición norteamericana escenificó la crisis de refugiados, como parte de una maniobra de desestabilizacón más amplia contra la Unión Europea, conducida por los mismos elementos extremistas que de igual forma odian a Estados Unidos.

Estados Unidos es cómplice absoluto en el empleo de gases venenosos contra el pueblo sirio e iraquí, y el presidente Obama no tiene excusas para ignorarlo.

La gente se está dando cuenta de que la política exterior estadounidense es un sinsentido

Estados Unidos, en días recientes, movilizó fuerzas hacia Camerún para defender a aquella nación de las fuerzas entrenadas, armadas y dirigidas por Estados Unidos.

Lo mismo es cierto para toda África.

Estados Unidos está trabajando también para destruir Afganistán, manteniendo tropas para asegurar el suministro de heroína en el mundo mientras se sienta sobre la vital riqueza mineral afgana.

El comodín ha sido la Rusia bajo el liderazgo de Estados Unidos, una inspiración para los electores en Canadá que recientemente desalojaron a Stephen Harper, un títere estadounidense. Lo mismo puede ser posible en Europa y el Reino Unido.

Mientras esto ocurra, no habrá prensa libre a la cual recurrir y solamente habrá sinsentidos expulsados de la boca de Obama, un hombre cuyas políticas domésticas han sido, en su mayoría, loables. Pero ahí está la evidencia, el comportamiento nortamericano es traición pura. La política exterior estadounidense es pura anarquía, cada semana se vuelve más insensata, más caricaturesca, más fantasmagórica. Y la gente se está dando cuenta.


Publicada originalmente el 25 de octubre (por lo que algunos datos deben situarse dentro de ese contexto temporal), el artículo fue tomado del portal New Eastern Outlook. Gordon Duff, veterano de la guerra de Vietnam, ha trabajado en asuntos de prisioneros de guerra y veteranos por décadas, además de haber asesorado a varios gobiernos en materia de seguridad. Es editor de la publicación Veterans Today. La traducción para Misión Verdad la realizó Diego Sequera.

Notas relacionadas