Leocenis García y Henri Falcón sacan la billetera para comprar políticos en la MUD

Los últimos días de la campaña presidencial en Venezuela se han visto marcados por saltos de talanquera de dirigentes políticos que componen la dirección de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a favor de los candidatos presidenciales Henri Falcón y Leocenis García.

El último en hacerlo fue Enrique Márquez, ex vicepresidente de la Asamblea Nacional y miembro de Un Nuevo Tiempo (UNT), quien afirmó que va a votar por Henri Falcón porque se "cansó de preguntar por el plan después de las presenciales" sin encontrar ninguna respuesta, en una directa alusión al planteo abstencionista sostenido por la MUD, reconvertida en el "Frente Amplio Venezuela Libre".

En la misma línea, el jefe de campaña de Falcón, Claudio Fermín, agradeció a las bases de los partidos Acción Democrática (AD) y UNT por darle su apoyo a la candidatura del ex gobernador del estado Lara. Uno de estos últimos fue el ex secretario político del Comité Ejecutivo de AD en Lara, Benedicto Parra.

Sin embargo, mucho se ha especulado con la adhesión de dirigentes regionales a la campaña de Falcón ante la nula capacidad de capitalizar algún tipo de rédito político local con el planteo abstencionista.

En este sentido, el constituyente Diosdado Cabello informó que muchos dirigentes medios y altos de la MUD se están yendo de la tolda debido a "que los líderes de la oposición se quedaron con buena parte de los 4 mil dólares" que les correspondía a cada uno por plegarse a la posición más beligerante contra el Gobierno.

¿Compra de diputados y dirigentes?

Uno de los hechos que levanta suspicacias es el apoyo del diputado José Antonio España a la candidatura de Leocenis García de Prociudadanos. Dado que el parlamentario recientemente expulsado de Primero Justicia (PJ) unos días antes había participado del lanzamiento de Falcón a las presidenciales en un acto en Las Mercedes de Caracas, conocida por ser una de las zonas más adineradas de la capital venezolana.

Estas suspicacias surgen del hecho de que García ni siquiera aparece entre los tres primeros en las encuestas, arrastrando consigo una serie de antecedentes turbulentos por investigaciones en su contra por legitimación de capitales. Desde este punto de vista es que nace la interrogante de por qué España decidió apoyar a García antes que a Falcón, quien marcha segundo en la contienda presidencial frente a Nicolás Maduro.

En la misma tónica, es bastante extraño que el grueso de saltos de talanquera de diputados de peso haya sido hacia la tolda de Prociudadanos. Resaltando entre ellos el apoyo reciente de 10 diputados que antes pertenecían al partido zuliano Un Nuevo Tiempo. Lo que genera preguntas, además, sobre qué estará ofreciendo Leocenis García para que se vuelquen a su favor, pudiendo capitalizar mayores espacios de influencia en una candidatura opositora más competitiva como la de Falcón.

En Venezuela, durante los últimos años existen varios antecedentes de compras de dirigentes, así que podría afirmarse que existen altas probabilidades de que el empresario Leocenis García es quien más dirigentes de otros partidos ha comprado (o seducido) menos con el poder de su palabra que con el de su billetera.

Causas y razones del éxodo de la MUD

Más allá de estas interrogantes, lo cierto es que buena parte de los dirigentes de la MUD comienzan a percibir la sensación de que no hay un plan para después de las presidenciales, como señaló el mismo Enrique Márquez. Ya que el planteo abstencionista en sí mismo niega el ejercicio de la política en unas elecciones exigidas durante varios meses, quitándole razón de ser a unos dirigentes criados en la disputa de cargos.

Por lo que los dirigentes medios y altos de los partidos opositores tienen bastantes estímulos para despegarse de la coalición opositora, en caso de que no reciban ninguna de las migajas proporcionadas para sostener el planteo abstencionista a medida que se acercan las presidenciales. Dado que, aparte, también se juega la ubicación política de cada uno de ellos, en términos de proyección dentro del juego institucional del país.

Lo que dice Márquez por este motivo es bastante esclarecedor, porque la principal propuesta del sector abstencionista es desconocer la presidencia de Maduro, a cambio de abandonar la pugna por cargos públicos. Por eso la convocatoria a no participar de estos comicios es para muchos un suicidio político contra sus propios intereses personales.

Mucho más si se tiene en cuenta que de este escenario electoral es muy probable que surja una nueva correlación de fuerzas a lo interno de la oposición venezolana. Tanto así que se habla que, quien podría apoyar a Falcón es el dirigente de PJ y ex candidato presidencial (dos veces) Henrique Capriles Radonski, según el portal de análisis e información opositora KonZapata.

Con estas razones de peso es muy posible que a medida que se acerquen las presidenciales se vean cada vez más saltos de talanquera en la oposición, como si la barca de la MUD fuese un Titanic a punto de hundirse.

Notas relacionadas