La dirigencia antichavista admite sus vínculos con bandas criminales

Durante las elecciones primarias de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) hubo traiciones, peleas de Twitter, golpizas en centros de votación con poca afluencia. Allí fueron incluidas las amenazas de grupos criminales dirigidos por los "líderes" de la coalición opositora. Todo en tiempo real.

En horas de la noche del día lunes 11 de septiembre, un día luego de las primarias opositoras que supuestamente decidirían los candidatos a las elecciones regionales del próximo 15 de octubre, el partido Primero Justicia (PJ) denunció por Twitter a su ex militante Ismael García de haber cometido fraude y usar de apoyo a la banda criminal El Tren de Aragua. Por ello PJ exige a la Comisión Electoral Nacional de la MUD, la reanudación del sufragia en el centro de Payá.

Hoy martes, al mediodía, Tomás Guanipa, secretario general de PJ, ofreció una rueda de prensa para darle un mayor rango mediático a la denuncia.

Frente a los medios, Guanipa alegó que "José Ramón Arias, bajo el liderazgo de Richard Mardo ganó las primarias de Aragua", e hizo una descripción de lo ocurrido en un centro de votación en Rosario de Payá. Según el dirigente hubo un "hecho de violencia extrema de grupos armados. Llegaron unos tipos empistolados, y a través de hechos de violencia, impidieron que nuestros electores votaran, y tomaron control del centro de votación, coaccionando a los testigos que estaban allí para obligarlos a firmar un resultado que nosotros estábamos impugnando en ese momento".

Siguió: "Esa impugnación la hicimos en pleno proceso electoral. Pedimos repetir el proceso ante la Comisión Electoral Nacional. Están amenazando a los testigos para que digan que el proceso se dio sin problemas". Agregó que los protagonistas de las amenazas son "gente vinculada a mafias muy graves (sic)".

Aunque Guanipa y PJ en pleno afirman que Ismael García, ahora militante de Acción Democrática, cometió fraude y se abroga la victoria de las primarias en Aragua, la MUD aún no ha informado cuál candidato resultó ganador en ese estado.

Cabe destacar de la rueda de prensa que, a diferencia de lo expuesto en Twitter sobre la participación de El Tren de Aragua en el centro de votación mencionado, Guanipa omite el nombre de la banda criminal en cuestión. Quizás porque tenía cámaras de televisión enfrente y García formó parte desde 2014 hasta el presente año de PJ.

Esto tiene que verse en un cuadro más amplio. El vicepresidente Tareck El Aissami informó en mayo de este año, en el marco de las guarimbas antichavistas, que Nixon Leal, parte de PJ, coordinaba acciones mercenarias con bandas criminales en las manifestaciones violentas de la oposición, en Caracas y en los estados Vargas, Miranda y Carabobo.

El vínculo entre grupos criminales y dirigentes opositores se hicieron evidentes durante los meses de protestas violentas, sobre todo en los hechos de asedio al Hospital Materno Infantil Hugo Chávez en Caracas y en otros hospitales, sucesos que califican como crímenes de guerra según el Estatuto de Roma.

El legado del Picure o la política según Ismael García

Habría que recordar la muerte de José Antonio Tovar Colina, alias "El Picure", el año pasado, quien comandaba la banda criminal paramilitarizada llamada El Tren del Llano, que se disputaba la zona central de país, eje estratégico para la circulación de mercancías hacia otros estados, con otras bandas como las de alias "El Juvenal" y el mismo Tren de Aragua.

Fue más que reconocida la victimización que hicieron los medios opositores de la muerte del Picure, en mayo de 2016, con la criminalización del Gobierno al referir que los cuerpos de la seguridad estatales habían violado los derechos humanos de Tovar Colina.

El periodista opositor Javier Mayorca indicó en el momento de la baja del Picure que éste planeaba unir fuerzas con el Tren de Aragua debido al asedio constante por parte de los cuerpos de seguridad del Estado en su afán de desmovilizar y neutralizar a la banda. Tuvieron éxito, como se sabe.

Consecuencia de ello se nombró al Tren de Aragua como heredero natural de la banda del Picure, quien se había hecho un nombre con base al robo, extorsión, secuestro, homicidios y tráfico de drogas en Guárico, el sur de Aragua y las fronteras de los estados aledaños.

Según Caraota Digital, el Tren de Aragua cuenta con al menos 500 "aliados" y desde hace cinco años azota el estado al que debe su nombre, además de tener mucha actividad en Carabobo y en menor medida en Anzoátegui y Guárico. Por ello equiparan la influencia de esta banda criminal paramilitarizada, que cuentan con granadas, lanzagranadas, escopetas y armas de distintos calibres, con la banda de "El Picure".

Sin embargo, no parece tan extraña la asociación del Tren de Aragua con Ismael García que hace PJ, sobre todo porque el flamante adeco es bien conocido en las entrañas del partido de Julio Borges.

Esta acusación que implica la extorsión violenta por parte de esta banda criminal a votantes y mlitantes de PJ, según la versión de Guanipa, no está muy lejos en la práctica del ultimátum que hiciera el Tren de Aragua en marzo de este año a miembros de la policía de Maracay, GNB, Cicpc, Sebin, que residen en el barrio San Vicente con el objeto de expulsarlos de la comunidad.

Tampoco impresiona el hecho de que resalte este incidente a la luz pública, y que tenga a dirigentes de la MUD de protagonistas, con el prontuario de criminalidad que tienen algunos de los componentes más representativos de la oposición, unos exiliados tratando de promocionar una intervención sobre Venezuela y otros a lo interno exigiendo sanciones violatorias del derecho internacional contra el país. 

Notas relacionadas