Entre golpizas y pocos votantes: así fueron las primarias del antichavismo

Los comicios internos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para definir sus candidatos a las elecciones regionales terminaron con enfrentamientos a golpes, al menos, en cuatro estados del país. La baja participación, junto a las acusaciones de manipulación de los resultados, fueron otras de las características de esta jornada electoral realizada en una Venezuela calificada de "dictadura".

Golpizas y acusaciones mutuas en Zulia

Durante el cierre de las mesas electorales se dio un enfrentamiento entre los militantes del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), que promovían la candidatura de la alcaldesa de Maracaibo Evelling Trejo, y los de Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ), que respaldaban a Juan Pablo Guanipa. La reseña del evento del medio opositor Caraota Digital señala que este enfrentamiento se dio "mientras se defendía el voto de los zulianos".

Paradójicamente, este llamado a la "defensa del voto" fue realizado por Guanipa para evitar "los vicios copiados del chavismo", en clara referencia al partido UNT. Tal fue la virulencia de estos choques que hasta un ciudadano opositor de este estado los describió de la siguiente manera:

Por su parte, el medio zuliano Versión Final denunció que militantes de UNT "formaron una cadena humano (sic) para evitar que los electores ejercieran su derecho al sufragio". En esta misma tónica, este diario acusó a dos personas de esta tolda de agredir a uno de sus periodistas para evitar que registrara los enfrentamientos en este lugar.

Al cierre de la jornada los dos candidatos se adjudicaron la victoria y se acusaron mutuamente de haber incurrido en irregularidades durante la jornada. Entre ellas se destaca la denuncia de que cajas de votación fueron botadas a la basura una vez emitidos los sufragios en esta primaria, organizadas por la oposición venezolana paralelamente a la plataforma del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Otras peleas y rencillas

Sin embargo, este no fue el único caso de riñas y golpes. En el estado Trujillo se registró un herido en una refriega entre militantes de PJ, VP y Acción Democrática (AD). Según una fuente citada por Caraota Digital, la "lluvia de piedras, golpes y palos no se hizo esperar" después de que los militantes de PJ y VP intentasen impedir el cierre de las mesas electorales promovido por los seguidores del partido de Henry Ramos Allup, con el fin de evitar que fuese acortada la brecha a favor de su candidato en la entidad, Carlos Andrés González.

Producto del enfrentamiento resultó herido Erwin Arandia, "quien trató de resguardar las cajas y recibió un golpe en la cabeza". Este contexto de alta tensión demostró el grado de "convivencia democrática" entre los partidos antichavistas a la hora de definir cuotas de poder dentro de la MUD.

Específicamente en Valera, capital del estado Trujillo, un joven declaró al Diario Los Andes que no pudo votar porque un testigo de mesa de PJ se negó a decirle dónde le tocaba ejercer su sufragio, ante su negativa a revelar por cuál candidato votaría. Un síntoma claro de un proceso viciado y poco transparente, que además se vio caracterizado por el canto de victoria entre candidatos enfrentados, cuando faltaban horas para que la Comisión de Primarias de la MUD diera el "boletín oficial".

El caso más evidente de este comportamiento fue el de Luis Florido de VP, quien al reconocer la victoria de su contrincante, el gobernador Henri Falcón en el estado Lara, convocó a reactivar las guarimbas en la entidad "hasta liberar a Lara de la crisis". De esta misma forma, recomendó a Falcón "abrir las compuertas para garantizar un cambio político" y tener posiciones firmes para convertir a Lara en "un espacio para luchar por la libertad". Una muestra más de las diferencias internas en la MUD, entre quienes pretenden retornar a los días de violencia y quienes buscan posicionarse en las elecciones regionales para ser posibles candidatos presidenciales el próximo año.

En paralelo, y ya cayendo la noche, la periodista de oposición Milfred Manrique reportaba trifulcas en varios estados del país durante el conteo de votos, entre ellos Amazonas y Sucre.

Baja participación y protestas en contra de las primarias

La agencia española de noticias EFE informó que "varios centros de votación ubicados en el este de Caracas registraron una afluencia baja de personas". Esta misma situación se repitió en la mayoría de los 19 estados, donde se desarrollaron primarias de la MUD, según reportaron medios opositores como El Estímulo, Versión Final, El Diario de Los Andes y Caraota Digital.

Tal fue el fracaso que hasta la misma MUD reconoció que esperaba lograr una participación del 10% del padrón electoral de Venezuela. Sin embargo expertos electorales, como el opositor Eugenio Martínez, calificaron de "abultadas" las proyecciones de participación manejadas por la MUD (1 millón 900 mil electores), en un claro señalamiento de falseo de números.

Difícilmente se logre saber si esa proyección se acerca a la realidad del proceso, ya que la misma MUD comunicó que después de los comicios quemaría los cuadernos electorales. Lo mismo sucedió en el denominado plebiscito del 16 de julio en el que supuestamente participaron 7,5 millones de personas, bajo la misma estructura de organización de un comicio paralelo al CNE, que no tuvo ninguna auditoría pública para certificar si hubo irregularidades durante el preceso.

Por otro lado, si tomamos como verdaderos estos números, que evidencian una considerable disminución de electores, se puede comprender las muestras de rechazo en redes sociales a estas primarias por parte de seguidores de oposición. Algunas de las cuales se vieron en las calles este domingo en Caracas, cuando una decena de miembros de "La Resistencia" protestaron en contra de las primarias en el municipio Chacao, según la agencia EFE.

Estas primarias mostraron el clima reinante a lo interno del antichavismo, marcado por la desmovilización y división que impera en sus filas después de que durante cuatro meses auspiciara un escenario violento por el que murieron más de 120 personas. El capital político acumulado durante ese periplo de violencia se vio envilecido luego de la elección constituyente del 30 de julio, día que marcó la debacle definitiva de su agenda golpista y la orientación del escenario de disputa, nuevamente, hacia la política.

Según un reporte de Efecto Cocuyo sobre la primera presentación de los resultados, entre los que suma a candidatos ya elegidos por consenso y los que resultaron ganadores entre las refriegas del 10 de septiembre, el partido AD concentra, hasta ahora, a nueve de los 13 abanderados opositores a las regionales.

A la espera de que se resuelva el enfrentamiento actual en Zulia entre PJ/VP y UNT, y mientras ocurren otros bajo cuerda en nueve estados restantes, esta cifra preliminar podría indicar no sólo un reacomodo del mapa dirigencial del antichavismo -en beneficio de Henry Ramos Allup-, sino cómo el voto castigo recae fuertemente sobre PJ y VP, acusados de traicionar a la base opositora luego de prometerle que este año Nicolás Maduro sería derrocado.

Notas relacionadas